Foro Tzahal
Am Israel Jai !!
Crear foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

HH'Yam - Noticias, imágenes y vídeos

30/6/2007, 00:53 por Shomer

En algún tópico comentábamos sobre los ejercicios de la HHY en el marco de la OTAN, aquí algunas imágenes de las ultimas maniobras con la armada griega, esta vez participó la INS Lahav (Clase Sa'ar 5) ... Se puede apreciar al Ministro de Defensa griego y varios oficiales de esa armada a bordo de la Lahav!

Imágenes caídas

Saludos!

Comentarios: 227

Bookmarking social

Bookmarking social digg  Bookmarking social delicious  Bookmarking social reddit  Bookmarking social stumbleupon  Bookmarking social slashdot  Bookmarking social yahoo  Bookmarking social google  Bookmarking social blogmarks  Bookmarking social live      

Conserva y comparte la dirección de Forum Tzahal - פורום צה''ל en tu sitio de bookmarking social

Conserva y comparte la dirección de Foro Tzahal en tu sitio de bookmarking social


La Guerra de Yom Kippur

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Shomer el 5/3/2008, 11:19

Octava Parte

Preparaciones Finales

Para finales de septiembre de 1973, las fuerzas armadas egipcias estaban listas para entrar en acción y esperaban la luz verde de los lideres políticos. Una vez que eso ocurriese, solo quedaba enmascarar las intenciones para socavar los planes de guerra israelíes, que se basaban en 48 horas de preaviso. Para lograr la sorpresa estratégica, los egipcios elaboraron un complejo plan de enmascaramiento y esperaron a los errores israelíes.



El 13 de septiembre un incidente inesperado jugarla a favor de los egipcios y nublaría el juicio israeli. Un vuelo de reconocimiento rutinario sobre Siria y Libano se transformó en una batalla aérea de magnitud cuando cazas sirios desafiaron a los israelíes. Al final del combate los pilotos israelíes derribaron 12 cazas sirios perdiendo solo un Mirage. Este incidente marcó el preanuncio de la guerra.

Los lideres israelíes esperaron la respuesta siria a la humillación sufrida. En las siguientes dos semanas, la IDF detectó movimientos militares inusuales en la frontera de Siria. El 26 de septiembre a las 08:15 de la mañana, el Teniente General David Elazar, Jefe de Estado Mayor de la IDF, sostuvo una reunión de altos mandos para evaluar la situación y la posible acción militar por parte de Siria. El alto mando sirio habia cancelado permisos, activado las reservas y movilizado los vehiculos civiles.

A pesar de estos movimientos sospechosos, le inteligencia israeli insistió en que Siri no atacaría por si sola sin el apoyo de Egipto, y que Egipto estaba demasiado ocupado en asuntos internos como para aventurarse a una guerra. En todo caso, Siria optaría por un show de fuerza o por recuperar una pequeña parte del Golan. A pesar de las seguridades transmitidas por la Inteligencia Militar acerca de la baja probabilidad de guerra, Elazar ordenó transferir el 77mo batallón de tanques del Sinai al Golan como medida de precaución.

Reportes que indicaban un aumento de la actividad militar siria continuaron llegando, lo que aumentó las preocupaciones en Jerusalén. Para el 30 de septiembre, todo el ejercito sirio estaba desplegado en posiciones de ataque cercanas a la frontera. Aviones de ataque Su-7 se movieron a bases cercanas a la frontera junto con unidades de tanques, lo que desafiaba la conclusión hecha por la inteligencia israelí de que la probabilidad de guerra era baja.

Mientras tanto, los sucesos a lo largo del canal de Suez que aparecían mas que rutinarios, deberían haber causado alguna reacción debido a que ocurrieron simultáneamente. Los egipcios usaron sus maniobras de tiempo de paz en forma ingeniosa para enmascarar sus intenciones. En consecuencia, los movimientos iniciales de las tropas egipcias cerca del canal, aparecían como normales y nada extraordinarios. Las maniobras comenzaron el 26 de septiembre, un día antes de que los israelíes comenzaran la celebración del Rosh Hashana, el Año Nuevo Judio, lo que de alguna manera distrajo a la IDF.

Los egipcios continuaron implementando un detallado y cuidadoso plan de decepción diseñado para inducir a los israelíes en la creencia de que las fuerzas armadas egipcias no estaban preparadas para la guerra y que solo conducían un ejercicio de entrenamiento rutinario. El resultado final fue una combinación de un plan meticuloso y deliberado por parte de los egipcios con la confianza excesiva y los errores de apreciación y falsos paradigmas de los israelíes.



Los egipcios implementaron numerosas iniciativas para impedir que la inteligencia israelí se diera cuenta de la guerra inminente. Un elemento clave fue reducir el numero de personas en Egipto y Siria con conocimiento de la fecha exacta del ataque. El 22 de septiembre, Sadat y Asad ordenaron a sus comandantes militares empezar la guerra el 6 de Octubre, dándoles 14 días de preaviso. El 1ro de octubre, Ismail informó a los dos Comandantes de Ejercito de la fecha. Estos a su vez comunicaron la fecha a sus Comandantes de División el 3 de octubre, a los Comandantes de Brigada el 4, y a los jefes de Batallón el 5. Los jefes de Pelotón tomaron conocimiento del ataque solo 6 horas antes del mismo.

Por el lado civil, solo unos pocos individuos sabían del comienzo de la guerra, pero la mayoría de los ministros del gabinete fueron excluidos de la noticia, lo que les permitió desarrollar sus asuntos de gobierno con normalidad hasta ultimo momento.

Ademas de las acciones anteriores, hubo otras que se llevaron a cabo para reforzar el enmascaramiento y la decepción. En septiembre, Sadat participó de una Conferencia de No Alineados en Argelia, regresando a Egipto cansado y enfermo. Por varios días antes del 6 de Octubre, Sadat estuvo fuera de la vista del publico, mientras la inteligencia egipcia plantaba historias acerca de su enfermedad e incluso comenzaron a buscar una casa en Europa para su tratamiento medico y su recuperación, lo que agregó credibilidad al rumor.

Ademas, los diarios egipcios publicaron el anuncio de una regatta de veleros organizada por la Armada Egipcia, en los que el propio comandante de la Armada participaría junto a otros altos oficiales. Por el lado diplomático, el ministro de defensa de Rumanía había sido invitado para una visita protocolar el 8 de Octubre, dos días después del supuesto comienzo de la guerra. Es más, los ministros de Relaciones Exteriores, Economía, Comercio e Información se encontraban en el extranjero realizando sus tareas habituales y completamente ignorantes de lo que estaba por acontecer.

Para aumentar la imagen de falta de preparación, las fuerzas armadas egipcias plantaron historias falsas en los diarios acerca de los problemas con el equipamiento soviético, y para aumentar la confianza israelí, el gobierno anunció el 4 de octubre la desmobilización de 20'000 soldados para permitirles peregrinar a Meca. Finalmente, y como ultimo toque, soldados egipcios fueron posicionados en el canal durante la mañana del día del ataque como si fueran simples pescadores, dando una imagen pacifica y ordinaria.

Todo esto nos lleva a decir que el plan de decepción y enmascaramiento elaborado por el estado mayor egipcio cubría tanto la esfera civil como la militar, e integraba elementos estratégicos, operacionales y tácticos, desde el presidente hasta el soldado raso, todo diseñado para engañar a los israelíes.

El momento del ataque coincidía con la fase final de los ejercicios anuales de otoño en la orilla oeste del canal planeados para terminar el 7 de octubre. El 27 de septiembre, Radio El Cairo anunció la mobilización de reservistas.

El alto mando egipcio usó estos ejercicios de entrenamiento para mover a las tropas a sus áreas de concentración en la orilla del canal, donde el terraplén de 40 metros de altura las ocultaba de la observación enemiga justo al borde del agua. Cada unidad se movía hacia el canal, realizaba unos ejercicios “simbólicos” y regresaba, dejando parte de si misma en la orilla, oculta y esperando ordenes.

A pesar de que la inteligencia israelí detectó un nivel elevado de trafico en las comunicaciones egipcias para ser periodo de paz, nadie cuestionó la conclusión de que la probabilidad de guerra era baja. Todo parecía normal ya que el sentimiento general era que las fuerzas armadas egipcias no se atreverían a enfrentar a los israelíes desde una posición de debilidad.

Hubo otra razón adicional de por que los altos mandos israelíes no cuestionaron seriamente el análisis de la Inteligencia Militar. En mayo 1973, una situación de actividad militar árabe similar causó preocupación en Jerusalén. A pesar de que la Inteligencia Militar decía que el riesgo de guerra era muy bajo, el gobierno movilizó parte de las reservas con gran costo para las arcas del estado. Pero en esa ocasión, Inteligencia Militar estaba en lo cierto, por lo que en septiembre y octubre nadie dudo del análisis de inteligencia que decía que la probabilidad de guerra era baja, y nadie ordenó una movilización parcial y anticipada de las reservas.

_________________
יפול מצדך אלף ורבבה מימינך אליך לא יגש
avatar
Shomer
Moderador
Moderador

Ubicación : Israel
Israel

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Shomer el 5/3/2008, 11:21

Novena Parte

Los últimos días antes de la guerra

Un problema adicional para los árabes era el nivel de coordinación necesaria entre los dos frentes para lograr la sorpresa esperada. El 3 de octubre, el General Ismail, Ministro de Defensa Egipcio y a su vez Comandante Supremo Conjunto Egipcio-Sirio, y el General Baha al-Din Nofal, Jefe de Operaciones para ambos frentes, volaron a Damasco para encontrarse con los altos jefes sirios, inspeccionar los últimos preparativos y determinar la hora del ataque.



Pero a los egipcios les esperaba una sorpresa. Los sirios deseaban no solo posponer el ataque por al menos 24 o 48 horas, sino ademas, hubo desacuerdos en cuanto a la hora del ataque. Los sirios presionaban por un ataque al amanecer, así el sol estaría a sus espaldas y de frente a los ojos israelíes, mientras que los egipcios deseaban comenzar a las 18:00, para que la oscuridad cubriese el cruce inicial del canal. Con miras a resolver el asunto lo antes posible, Ismail contactó a Asad, quien aceptó iniciar el ataque el 6 de Octubre pero a las 14:05 como hora de compromiso entre ambas posturas. Este compromiso probó ser mas que fortuito, ya que la inteligencia israelí recibiría información acerca de un ataque que empezaría a las 18:00.

Para empeorar las cosas, los egipcios y sirios casi divulgan el secreto del ataque sin querer. Debido a la importante asistencia soviética recibida en el pasado, Sadat y Asad decidieron avisar a los soviéticos de sus intenciones. Por lo tanto, el 3 de Octubre, Sadat informó al embajador soviético en el El Cairo que Egipto y Siria tenían intenciones de ir a la guerra contra Israel y que requerían una confirmación de ayuda soviética para tal caso.

Asad hizo lo mismo al día siguiente, con el agregado de que reveló la fecha exacta del ataque. El Kremlin respondió sorprendentemente con un pedido para evacuar a las familias de los miembros de las embajadas y consulados en Egipto y Siria, lo que Sadat y Asad aceptaron a regañadientes. Tarde en la noche del 4 de Octubre, la Inteligencia Israelí detectó los planes soviéticos de enviar aeronaves a ambos países para evacuar a las familias soviéticas, y la evacuación ocurrió el 5 de octubre. Al tomar este paso inusual, el Kremlin decidió mostrar una imagen de neutralidad y de prescindencia en la decisión árabe de ir a la guerra, reasegurando la detente con USA.

Al-Assad y Sadat


La evacuación de las familias soviéticas de El Cairo y Damasco tomó a los lideres israelíes completamente por sorpresa. A las 08:25 del 5 de octubre, Elazar sostuvo una conferencia con el alto mando de la IDF para discutir la noticia. Nadie pudo encontrar una explicación adecuada para dicho evento. Incluso para Ze’ira, el Director de Inteligencia Militar, esto representó un shock en su confianza en si mismo y en sus subordinados, pero se recompuso rápidamente al decir que Siria no se animaría a enfrentar a Israel por si sola y que Egipto no entraría en guerra sin una fuerza aérea decente, algo que los propios árabes admitían como imposible sino hasta varios años en el futuro.

A pesar de las promesas y comentarios de su inteligencia militar, Elazar tomó algunas medidas precautorias en ambos frentes, medidas que probaron ser de importancia capital en el futuro conflicto: canceló todos los permisos, puso las fuerzas armadas en nivel de alerta C (el mas alto en la escala israelí) y ordenó a la fuerza aérea pasar a “full alert” (pilotos en los sentados en los cockpits hasta recibir nuevas ordenes).

Asimismo, ordenó al resto del 77ma.Brigada Acorazada unirse al 77mo.Batallón en el Golan (que estaba allí desde el 26 de septiembre). Para el mediodía del 6 de octubre, la fuerza israelí en el Golan sumaba 177 tanques y 44 piezas de artillería.



Estos refuerzos adicionales, viéndolo retrospectivamente, salvaron al Golan de ser recapturado por los Sirios. Para compensar estos traslados, la Escuela de Tanques, bajo el comando del Coronel Amir, recibió la orden de activar su brigada acorazada, menos un batallón que iría al Golan para ser trasladado por vía aérea (excepto los tanques) hacia el Sinai. En Bir Gifgafa, este traslado se completó justo a tiempo.

A pesar de estas medidas, no se decidió movilizar a las reservas. Y había una buena razón para ello. Elazar y los otros miembros del comando supremo, todavía esperaban tener 1 o 2 días de preaviso en caso de ataque, como prometía la Inteligencia Militar. Un alerta de este tipo daría tiempo suficiente para movilizarlas, y tiempo a la fuerza aérea para destruir las defensas antiaéreas árabes. Pero eso no ocurrió, y la planificación israelí terminó basándose en espejismos y en planificar para el mejor escenario posible, en vez del mas realista.

Ademas, el factor religioso complicaba el ciclo de decisión israelí. El 6 de octubre se celebraba el Yom Kippur, uno de los mas solemnes días del judaísmo. Llamar a las reservas en las vísperas de tal acontecimiento sin un claro mensaje de Inteligencia Militar acerca de un ataque, no era una decisión fácil. Es más, Egipto y Siria observaban el rito del Ramadan y el 5 de octubre era el noveno día del calendario islámico. Para los musulmanes, hacer la guerra durante el Ramadan no estaba prohibido, pero al menos casi no había antecedentes históricos de ello.

Las intenciones árabes de atacar Israel se revelaron finalmente el 6 de Octubre a las 0430 cuando Ze’ira informa finalmente a Meir, Dayan y Elazar. Una fuente indisputable indicó un ataque conjunto Egipcio-Sirio para las 18:00 de ese día, o sea que la inteligencia israelí falló en cumplir su promesa y solo dio nueve horas y media de preaviso.

Para peor, Ze’ira erró en la hora prevista del ataque ya que el plan árabe era atacar a las 14: y no a las 18:00. Estos dos datos crearon confusión en la IDF, que fue sorprendida organizando las etapas iniciales de la movilización de reservistas, y las unidades regulares estaban preparándose para un ataque en la tarde. Después de la victoria de 1967, la confianza israelí en su inteligencia militar los hizo depender mucho de ella, y los árabes, de hecho, ganaron la primera fase de la guerra de inteligencia e información.

Apenas se supo del ataque árabe, el liderazgo político y militar de Israel pasó a la acción sin demora. Elazar telefoneó al General Peled, Jefe de la Fuerza Aérea, el cual le dijo que estarían listos a las 12:00 para un ataque aéreo preventivo. Pero las decisiones mas importantes dependían del poder político.



A las 08:05, Elazar se encontró con la Primer Ministro Golda Meier y otros ministros del gabinete en la cocina de la casa de Meier en una reunión informal que duró hasta las 09:20. Para tener condiciones militares favorables desde el principio, Elazar recomendaba un ataque aéreo preventivo contra Siria, pero Dayan, Ministro de Defensa se opuso con la idea de que generaría oposición en USA y en el resto del mundo y haría ver a Israel como el agresor.

Meier apoyó la posición de Dayan en este tema, agregando que con los territorios capturados en 1967, Israel podía darse el lujo de recibir el primer impacto. Elazar propuso entonces apurar la movilización completa de la fuerza aérea y de 4 divisiones acorazadas con un total de 120'000 hombres. Dayan, en cambio, propuso un mínimo de dos divisiones y 70'000 hombres, el mínimo necesario para rechazar un ataque árabe en dos frentes. En este caso Meier se inclinó por la posición de Elazar.

Siete años después de la Guerra de los Seis Dias, la IDF se enfrentaba nuevamente a una guerra, y esta vez la iniciativa estaba de parte de los árabes ya que la apertura de las hostilidades encontró a los reservistas a medio camino hacia sus centros de movilización.

Debido a que los egipcios y los sirios ganaron la guerra de inteligencia, ellos dictarían el paso en la fase inicial de las hostilidades; esto marcaría y limitaría a la IDF y reclamaría investigaciones después de la guerra.

Todo esto jugaría en favor de la estrategia de Sadat.

_________________
יפול מצדך אלף ורבבה מימינך אליך לא יגש
avatar
Shomer
Moderador
Moderador

Ubicación : Israel
Israel

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Marcelo el 6/3/2008, 00:20

Fotos egipcias





avatar
Marcelo
Vip Member
Vip Member

Ubicación : Argentina
Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Marcelo el 16/3/2008, 15:01







ok
avatar
Marcelo
Vip Member
Vip Member

Ubicación : Argentina
Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Pagano el 16/3/2008, 15:16

Este Flogger (Mig 23) se lo encontró Israel cuando su piloto desertó con él. Fue evaluado contra F16 y F15 por pilotos israelíes (el piloto sirio se ofreció para pilotarlo en los combates disimilares pero se lo prohibieron), y se tuvo que contentar con explicarles a los pilotos israelíes tanto la performance de vuelo de este avión como sus tácticas.

avatar
Pagano
Master Member
Master Member

Ubicación : España
España

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Shomer el 16/3/2008, 15:16

Saludos Marcelo.. Se trata del MiG-23 del Mayor Adel Bassem, piloto sirio que desertó con su aparato a Israel en 1989 tras un excelente "trabajo" del Mossad.


_________________
יפול מצדך אלף ורבבה מימינך אליך לא יגש
avatar
Shomer
Moderador
Moderador

Ubicación : Israel
Israel

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Tokugawa el 30/3/2008, 13:57

Que buen post Shomer!!!, espero que pronto puedas seguir con la décima parte.

Saludos. ok
avatar
Tokugawa
Senior Member
Senior Member

Ubicación : Kanagawa, Japón
Japón

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Shomer el 31/3/2008, 12:12

tokugawa escribió:Que buen post Shomer!!!, espero que pronto puedas seguir con la décima parte.

Saludos.

Debo reconocer que gran parte del mérito pertenece al usuario jm_maj del FZM.. Yo no hago mas que copiarlo, corregir la redacción para darle mas sentido a ciertos párrafos afectados por la traducción online, corregir la ortografía (dentro de lo posible), sumarle algunos datos, y agregarle algunas fotos.

Y aun así me ha llevado horas de trabajo sorprendido

_________________
יפול מצדך אלף ורבבה מימינך אליך לא יגש
avatar
Shomer
Moderador
Moderador

Ubicación : Israel
Israel

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Shomer el 31/3/2008, 12:15

Segunda Sección: La Guerra

Decima parte

El Ataque Egipcio



La sorpresa alcanzada por Egipto y Siria fue total y completa, shockeando a casi todos en Israel. Este éxito permitió a los egipcios determinar los tiempos en el campo de batalla, al menos en la primera fase de la guerra, y llevar adelante la operación de cruce del canal, que fue generalmente de acuerdo con el plan.

Los egipcios atacaron la linea Bar-Lev con dos ejércitos de cinco divisiones cada uno, y con fuerzas desde Port Said hasta el distrito militar del Mar Rojo. El 2do. Ejercito cubría la zona al norte de Qantara hasta el sur de Deversoir, mientras que el 3er. Ejercito tenia responsabilidad desde los “Bitter Lakes” hasta Port Tawfiq.

Los “Bitter Lakes” separaban a ambos ejércitos unos 40 kilómetros. La fase inicial requería de cinco divisiones de infantería aumentadas por una brigada de tanques cada una y fuerzas antiaéreas y antitanques adicionales. De acuerdo al plan, estas unidades cruzarían el canal y establecerían cabezas de puente de entre 12 y 15 kilómetros de profundidad en un periodo de cuatro días (del 6 al 9 de octubre). Esta fuerza de asalto de mas de 100'000 hombres y 1'020 tanques logró sus objetivos en 48 a 72 horas, menos que el tiempo asignado de acuerdo al plan.



A las 14:05, puntualmente, los egipcios y los sirios iniciaron sus ataques aéreos y de artillería. En el frente sur 250 aviones egipcios atacaron sus blancos asignados en el Sinai : Tres bases aéreas, diez baterías de misiles Hawk, tres centros de comando y otros centros de guerra electrónica y comunicaciones.

Mientras tanto, 2'000 piezas de artillería abrieron fuego contra los bunkers del la linea Bar-Lev, una barrera que duró exactamente 53 minutos, como se había planeado, dejando 10'500 disparos solo en el primer minuto de la barrera (175 explosiones por segundo).

La primer oleada de tropas, 8'000 comandos e infantes en 1'000 botes de goma, comenzó a cruzar a las 14:20. El Cuerpo de Ingenieros proveió dos ingenieros por bote. Una vez efectuado el cruce, los ingenieros regresaron a la orilla oeste, mientras los infantes y comandos escalaban los terraplenes. La primeras unidades alcanzaron la orilla este a las 14:30, izando una bandera para simbolizar el regreso de los egipcios al Sinai.



Después de escalar los terraplenes, los comandos e infantes egipcios, armados con misiles Sagger, se infiltraron a través de los puntos fortificados israelíes y se desplegaron a un kilómetro del canal estableciendo posiciones de emboscada a fin de anticiparse a los contraataques de tanques israelíes.

Las olas subsecuentes desembarcaron infantería e ingenieros adicionales para empezar a limpiar los campos minados alrededor de los bunkers. El plan requería de doce oleadas de asalto cruzando cada 15 minutos hasta un total de 32.000 hombres que se deberían desplegar a tres o cuatro kilómetros de profundidad para antes del anochecer. Las primeras ocho oleadas trasladaron a las brigadas de infantería, mientras que las oleadas 9 a 12 cruzaron a las brigadas de infantería mecanizada.

Además de este cruce en botes de goma, el Cuerpo de Ingenieros trabajaba simultáneamente para atravesar la barrera de arena. Cada uno de los 70 grupos de ingenieros era responsable de abrir un pasaje a través del terraplén trabajando desde botes de madera. Armados con cañones de agua, abrieron varios pasajes en dos o tres horas de acuerdo al plan. Pero en algunos lugares se creó un problema inesperado. La apertura de los pasajes creó un mar de barro, en algunos lugares de hasta un metro de profundidad, ya que la estructura del terraplén y el terreno circundante no permitía el desagote del agua tan rápidamente como se esperaba.

Esto requirió de cierta improvisación por parte de los ingenieros egipcios, que hicieron gala de la misma al movilizar y colocar cuanto elemento pudiera darle suficiente estabilidad al terreno como para permitir el pasaje de un vehículo pesado: maderas, piedras, rejas metálicas, placas de construcción de acero, bolsas de arena, etc.

El 3er. Ejercito tuvo problemas con los cañones de agua: una capa subyacente de arcilla probó ser mas resistente al agua a presión que lo esperado, y se produjeron demoras. En general, los ingenieros del 2do. Ejercito completaron los pasajes, la construcción de los ferries y puentes en nueve horas, mientras que los del 3er. Ejercito necesitaron 16 horas para completar la tarea.

Mientras unos trabajaban en la apertura de las brechas a través del terraplén, otros comenzaron a armar los puentes apenas dos horas después del comienzo de la barrera de fuego. Los puentes tipo PMP, recientemente adquiridos a los soviéticos, permitían construir un puente de 200 metros de largo en pocas horas y reparar puentes dañados en cuestión de minutos solo reemplazando las secciones dañadas.

La flexibilidad, rapidez de emplazamiento y robustez de los puentes PMP tomaron por sorpresa a los israelíes y a los occidentales en general. Desafortunadamente para los egipcios, solo poseían 3 de dichos puentes, mientras que los otros eran de tipo antiguo y de armado manual.

Para proteger los puentes verdaderos, se armaron docenas de puentes ficticios, y estos dummies fueron muy efectivos a la hora de confundir a los pilotos israelíes. Mientras tanto, otros ingenieros trabajaban frenéticamente para construir pequeños muelles de desembarco para los 50 o mas ferries. Al despuntar el alba del 7 de octubre, los 10 puentes pesados, 2 por división operando en la orilla este, estaban operativos.

Los puentes y los ferries permitieron a los egipcios transportar equipo pesado a través del canal antes y a un ritmo mucho mas elevado que el previsto por la inteligencia israeli antes de la guerra. Diez horas después de comenzada la operación, los primeros tanques habían cruzado el canal amparados por la oscuridad, a fin de reforzar a las tropas en las cabezas de puente.

Todos estos logros egipcios sorprendieron a los israelíes con la guardia baja. Moshe Dayan, declaro “El ataque fue una sorpresa, aunque no inesperada” Los oficiales regulares fueron tan golpeados por la sorpresa como sus lideres políticos. El general Adan, comandante de la 162da. Division Acorazada (reserva), al salir hacia el Sinai después de un encuentro con Elazar, estaba intrigado e incluso escéptico de la guerra que comenzó esa tarde: “que los egipcios y sirios quieran una guerra con Israel ahora me parece increíble. No lo podía creer que no supieran cuan superior la IDF era con respecto a ellos, y que se arriesgaban a una derrota calamitosa y dolorosa. Este tipo de reacciones eran comunes y extendidas en el seno de la IDF.

La movilización inesperada y inmediata de las reservas creo nuevos problemas. Como dijo Dayan : « a pesar de la confianza en la IDF, no había paz en nuestros corazones. No solo no estábamos acostumbrados a una campaña en que la iniciativa estuviese del lado enemigo, toda la situación estaba saliiéndose fuera de control, fuera del espíritu y estructura de nuestras fuerzas armadas basadas en reservas y en una movilización ordenada.

La transición en 24 horas desde un taxi, tractor, fabrica, oficina hacia el campo de batalla no era fácil. Sacar el equipamiento desde los puntos de almacenamiento creó otros problemas. Se crearon embotellamientos a lo largo de las pocas rutas a través del Sinai en donde los reservistas se amontonaban. Un general israeli, veterano de 1956 y 1967, notó que la fuerza aérea egipcia se perdió una oportunidad de oro en causar un daño enorme, tal como la IDF lo había hecho en la mismas rutas en los conflictos anteriores.

Lo mas importante, desde el punto de vista de las operaciones militares, era que la sorpresa árabe negó la base fundamental de los planes de guerra israelíes. La guarnición de paz del Sinai comprendía 18'000 hombres, 291 tanques y 48 piezas de artillería. El General Mandler comandaba la 252da. División Acorazada, mientras que el General Gonen comandaba el Comando Sur.

Sin embargo, solo 460 reservistas de la Brigada de Infantería “Jerusalén”, sin experiencia de combate, defendían los 16 bunkers activos de la linea Bar-Lev. Detrás de ellos estaban las tres Brigadas Acorazadas mandadas por el Coronel Reshef en la zona del canal, el Coronel Shomron al este de los pasos de Giddi y Mitla, y el Coronel Amir cerca de Bir Gifgafa.

A pesar de estar en nivel de alerta « C », ninguna de las brigada de tanques se desplegó a sus zonas de operaciones (según el Plan Dovecoat) sinó hasta las 16:00, no dos horas antes del ataque según creían los israelíes sinó dos horas después de comenzado, una falla que Elazar solo descubrió después de la guerra.

Aparentemente solo « Orkal », el punto fuerte ubicado en el extremo norte de la linea, fue el único reforzado a tiempo por un pelotón de tanques de acuerdo a lo establecido por el Plan Dovecoat.

La velocidad del ataque árabe sorprendió a la IDF en todos los niveles de jerarquía. La fuerza aérea israeli, que esperaba ocuparse de destruir el sistema de defensa aérea egipcio se vio ocupada en una tarea menos glamorosa proporcionando apoyo a tierra para detener el cruce del canal por parte de los egipcios.

Los pilotos israelíes volaron al encuentro de una densa barrera antiaérea por encima del campo de batalla. Los SAM-6, con su movilidad, se mostraron especialmente problemáticos, pero fue mas la densidad y coordinación del fuego antiaéreo lo que causó la mayoría de los problemas.

El fuego en barrera derribaba los aviones sin piedad: algunos pilotos israelíes, gracias a su entrenamiento y concentración, evitaban hasta cuatro o cinco misiles, para terminar siendo derribados por el 6to. o por cañones antiaéreos.


Última edición por Shomer el 29/8/2018, 02:19, editado 3 veces

_________________
יפול מצדך אלף ורבבה מימינך אליך לא יגש
avatar
Shomer
Moderador
Moderador

Ubicación : Israel
Israel

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Shomer el 31/3/2008, 12:20

Décima Primera Parte

El Ataque Egipcio II

Mientras tanto la guerra terrestre continuaba con una guerra de posiciones en la Linea Bar-Lev. De acuerdo al plan de guerra “Dovecoat”, el General Amnon Reshef se lanzó con sus tanques hacia la orilla del canal para acabar con el cruce egipcio en la orilla misma. Ninguno de los israelíes esperaba encontrarse con grupos de infantes egipcios esperando en emboscada, por lo que ninguno realizó reconocimientos en la ruta. En consecuencia, los egipcios tuvieron éxito en las emboscadas. Para colmo, aquellos pocos que lograron llegar al terraplén se encontraron con una tormenta de fuego proveniente de la orilla oeste del canal. Otras unidades egipcias no encontraron resistencia alguna durante el cruce y llegaron a formar sus cabezas de puente sin sufrir bajas.

Los Generales Amnon Reshef y Ariel Sharon lado a lado


Mientras esto ocurría, el Comando Sur israeli trataba de determinar cual era el punto de esfuerzo principal de los egipcios. Pero no había ninguno! La estrategia egipcia buscó deliberadamente transmitir este efecto y optó por un ataque en un frente amplio. Como resultado, el Comando Sur perdió horas preciosas tratando de descubrir algo que su educación y entrenamiento les sugería que debía existir en operaciones militares de este estilo. Es mas, atrapado en la sorpresa inicial, el alto mando israeli falló en retirar las tropas de los bunkers en la linea Bar-Lev al saber que había sido superada tácticamente, decisión que atormentaría y condicionaría a las IDF en los días subsiguientes.

El plan de guerra israeli preveía derrotar el ataque egipcio en la orilla del canal y se basaba en un preaviso de 48 hs que no ocurrió. En realidad las tropas en los bunkers fueron dejadas a su suerte, y las unidades de la segunda linea trataron de reforzarlas sin una clara dirección o entendimiento de lo que estaba pasando, creado confusión en el campo de batalla, confusión que jugaba a favor de los egipcios.

En la primera noche, un grupo de tanques de la brigada de Amir logró llegar al bunker de Qantara, pero el Comando Sur les ordenó regresar sin evacuar a los ocupantes del bunker, que vieron con estupor como los tanques giraban 180 grados en frente de sus narices. Irónicamente, los tanques debieron luchar para abrirse el camino de regreso, mientras las tropas en el bunker eran libradas a su suerte.

El General Amir Drori durante un briefing a sus oficiales


Elazar siguió ordenando a Gonen hasta la media mañana del 7 de octubre evacuar todos los bunkers que no estuviesen en contacto con el enemigo a pesar de que para el anochecer del 6 de octubre todos ellos se hallaban rodeados por los egipcios. Gonen se tomó su tiempo y solo 20 horas después de comenzado el ataque ordena Gonen las evacuaciones. Pero para entonces ya era demasiado tarde para los que todavía resistían y esto quedaría como una mancha en el historial del Comando Sur, ya que las tropas en los bunkers se convirtieron en rehenes requiriendo rescate.

El retraso israeli en evacuar los bunkers ayudó al objetivo estratégico egipcio de causar a los israelíes la mayor cantidad de bajas posibles en hombres, armas y equipos, debido a que la doctrina y el espíritu del ejercito israeli los llamaba a no abandonar a sus camaradas, vivos o muertos.

Muchos comandantes y soldados sufrían la ansiedad causada por los desesperados llamados de ayuda que ocasionalmente emanaban de los bunkers y deseaban ayudarlos o rescatarlos. Hubo una tendencia a actuar instintivamente, corriendo en ayuda de los bunkers. Durante los primeros días, ésto contribuyó a transformar las áreas alrededor de los bunkers en killing grounds, donde las tropas egipcias buscaban activa y agresivamente emboscar los contraataques israelíes. Gran parte de las bajas en los primeros dos días de la guerra se debieron a la realmente heroica obstinación de los israelíes en rescatar a las tropas que aun resistían combatiendo en los bunkers.

Para mejorar la probabilidad de completar el cruce en forma exitosa, los planificadores egipcios incluyeron dos « Operaciones Especiales » en el plan diseñadas para atacar a la IDF en profundidad operacional. El propósito de ambas operaciones era retrasar el arribo de los reservistas israelíes e incrementar el shock y la confusión en la retaguardia israeli.

La primera operación era una operación anfibia, el cruce de los “Bitter Lakes”, a ser llevada a cabo por la 130ava Brigada Mecanizada Anfibia bajo el comando del coronel Sha’ib. Esta brigada de infantes de marina estaba compuesta por unos 1'000 hombres organizados en dos batallones de infantería mecanizada, un batallón antitanque con misiles Sagger, un batallón antiaéreo y un batallón de morteros de 120 mm. Cada batallón mecanizado tenia 10 tanques anfibios PT-76 y 40 transportes blindados de personal anfibios.

La brigada cruzó los lagos el 6 de octubre, en media hora y sin bajas. Una vez en la orilla este, la brigada se dividió en dos y cada batallón reforzado por los otros elementos se dirigió a la entrada occidental de los pasos de Mitla y Giddi respectivamente, para bloquearlos. El batallón en dirección al paso de Mitla se encontró con un pelotón de tanques M-60, que probaron ser demasiado para los PT-76 soviéticos, obligando a la fuerza a regresar con graves perdidas.

El segundo grupo cortó el paso de Giddi e incluso controló el paso en toda su extensión, y realizó operaciones de interdicción en la zona este, creado confusión y caos en las unidades de retaguardia hasta que tuvo que retirarse debido a la presión israeli. Con los elementos remanentes de ambas fuerzas, el coronel Sha’ib se retiró hacia Kibrit, donde estableció una cabeza de playa, pero en general, estas operaciones egipcias resultaron ser insatisfactorias.

La segunda operación fue especial pues se realizó con comandos aerotransportados o fuerzas sa’iqa (relámpago) para conducir ataques suicidas en la profundidad del Sinai, suicidas no en el sentido de inmolarse en ataques kamikaze, pero en el sentido militar tradicional, donde la probabilidad de sobrevivencia es muy baja.

Estas fuerzas de elite debían establecer emboscadas en rutas y pasos a lo largo del Sinai con el propósito de retrasar la llegada de las reservas israelíes y en crear shock y confusión en la retaguardia israeli. Para transportar estas unidades commando, los egipcios usaron en la mayoría de los casos helicópteros del tipo Mi-8, capaces de trasportar 25 comandos equipados por viaje, aun cuando estas aeronaves eran altamente vulnerables a las aeronaves israelíes; aun así se tomó la decisión de arriesgar la operación, otro signo de la inmadurez militar egipcia. A las 17:30 del 6 de octubre, 30 helicópteros partieron de sus bases en estas misiones de trasporte, y ésto se repetiría por dos días.

Para los israelíes, estas misiones resultaron favorables. De las 72 misiones efectuadas, 20 helicópteros resultarían derribados por la fuerza aérea israeli; de los 1'700 comandos empleados en la operación, 1'100 fueron muertos, heridos o capturados por los israelíes. Estas operaciones egipcias se pagaron con un alto precio en sangre, especialmente de entre tropas altamente entrenadas y que nada tenían que envidiarle a sus contrapartes occidentales en cuanto a entrenamiento, disciplina y equipamiento.

Desde un punto de vista imparcial podemos decir que estas misiones lograron apenas éxitos locales. Por ejemplo, una fuerza comando capturó el paso de Ras Sudar, al sur del puerto de Tawfiq y lo mantuvo cerrado hasta el 22 de octubre, 16 días aislados, sin refuerzos ni abastecimiento y sin esperar a ser evacuados. En otro caso famoso, el Mayor Shalabi, comandante del 183avo batallón Sa’iqa, desplegó una compañía a lo largo de la ruta entre Romani y Baluza, y estableció una posición de bloqueo a las 06:00 del 7 de octubre. Dos horas después, esta pequeña fuerza se enfrentó y retrasó el avance de la brigada de tanques israeli bajo el comando del coronel Nir siendo aniquilada por ello. En la subsiguiente batalla, los comandos egipcios mataron a unos 30 soldados israelíes, destruyeron 12 tanques, 6 semiorugas y 4 otros transportes, perdiendo 75 hombres propios.

En el caso del Coronel Nir, la emboscada egipcia retrasó notablemente el arribo de los reservistas al frente en el canal; también envió un nuevo mensaje a los veteranos de la IDF. Adan, el comandante de la división a la que pertenecía la brigada de Nir comentó: « La experiencia que sufrió Nir en combatir a los comandos que bloquearon la ruta en Romani nos muestra que este no es el mismo ejercito egipcio que destruimos en cuatro días en 1967. Este nuevo ejercito egipcio estaba bien entrenado, peleando con dedicación y con habilidad ».

La presencia de comandos egipcios en la retaguardia causó preocupación y ansiedad en los mandos israelíes, que debieron comenzar a asignar fuerzas para la seguridad en la retaguardia; es mas, el Comando Sur asignó a sus fuerzas de reconocimiento de elite la tarea de rastrear y cazar a estos grupos comandos y a proteger los centros de comando y control.

Todas las instalaciones de retaguardia fueron puestas en alerta y tropas destinadas al frente tuvieron que ser desviadas hacia estas instalaciones para proveer seguridad. Todo ésto nos lleva a pensar que esta operación, si bien no fue militarmente un éxito, probó ser mas que una molestia para los israelíes a pesar del costo pagado en vidas.

_________________
יפול מצדך אלף ורבבה מימינך אליך לא יגש
avatar
Shomer
Moderador
Moderador

Ubicación : Israel
Israel

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Israel Moraga el 21/4/2008, 18:04

Pues felicidades por los artículos a ambos Shomer

saludos

Israel Moraga
avatar
Israel Moraga
Star Member
Star Member

Ubicación : Nicaragua
Nicaragua

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Marcelo el 28/4/2008, 02:00

HISTORIAS DE YOM KIPPUR
Primera parte...



En octubre de 1973, el día de Yom Kipur, yo estaba en mi kibutz, Beit Qama ubicado en el Negev, entre Beer Sheba y Sderot. En el kibutz de la Hashomer Hatzair había quienes respetaban Kipur y quienes no. Yo me contaba entre los primeros.

Pero mi respeto no era el respeto ortodoxo; por ejemplo, yo sí escuchaba radio en Yom Kippur, pero al no haber emisión de la radio israelí en esa fecha religiosa, ubiqué a la BBC de Londres a las 12 del mediodía; mi inglés en esa época era bastante limitado, y creía entender más de lo que entendía realmente.

En el noticioso de la BBC de Londres hablaban sobre concentración y movimientos de tropas en Egipto y el Sinai, también sobre el canal de Suez y sobre el Golan, y en mi confusión yo estaba convencido de que hablaban de la Guerra de los Seis Días.

A la hora me enteré que un jeep militar llegó al kibutz y reclutó a dos oficiales de reserva javerim del kibutz, allí empezaron los rumores de que algo sucedía, y entendí que la BBC no hablaba de la Guerra de los Seis Días sino que hablaba de ahora mismo.

Una hora después, a las 14.00 horas llegó al kibutz un ómnibus de Egged y me reclutó junto con un amigo con el cual formábamos parte del mismo equipo de tanguistas; su nombre es Zvi Ben Yosef, hoy vive en Kfar Yoná, y me unen con él estrechos lazos de amistad y hermandad.

Los otros dos que componían nuestro equipo, Yaron Amitay del Kibutz Saar en el norte, debió llegar por otros medio a la base de tanques Majane Natan en Beer Sheba, y Amiel Gesner, el cuarto, que era alumno de una yeshiva en Jerusalén, había pedido un mes atrás adelantar su servicio de reservista y el primer día cayó prisionero de los egipcios por estar cuidando uno de los puestos de avanzada. Amiel Gesner es hoy rabino y dirige una escuela religiosa en Haifa.



Yaron Amtay hizo conmigo en forma casual el curso de shlijim (enviado internacional) del Keren HaYesod, pero decidió no salir de Shlijut (permanente en el extranjero) y quedarse en Jerusalén. También con el guardo una relación de mucha amistad desde entonces, acentuada por ocasionales encuentros en el propio Keren HaYesod.

Cuando el sargento y el oficial (que acompañaban al ómnibus) llegaron a mi precaria vivienda de madera prefabricada en el kibutz acompañados por una javera (compañera) veterana a darme la orden de reclutamiento, me dijeron que tenía diez minutos para tener el uniforme puesto, despedirme de mi esposa y subir al ómnibus. La despedida fue rápida, con la convicción de que en unos días estaría de vuelta y de que no había razón para preocuparse.

Normalmente un viaje de Beit Qama al Majané Natan en las afueras de Beer Sheba no debía demorar mas de 15 minutos. Pero el trayecto fue larguísimo. El ómnibus entraba a cada uno de los kibutzim y moshavim de la zona (comunidades agrarias) y en todos el mismo ritual: 10 minutos para estar listos y subir al ómnibus.

En algunos kibutzim y moshavim de la zona no querían dejar entrar al ómnibus para no profanar la santidad de Yom Kipur, a todos había que explicarles que estábamos en guerra pues nadie sabía nada y había que sacar a la gente de las sinagogas. Finalmente alrededor de las 8 de la noche llegamos a Majané Natan.

Ante mi sorpresa nos ordenaron subir directamente a los tanques sin esperar a los compañeros de equipo con los cuales nos habíamos entrenado mas de un año para poder trabajar en forma coordinada, así que me separé de Zvi Ben Yosef, que subió conmigo al ómnibus en Bet Qama ya que, como yo, era javer (miembro) de ese kibutz. A los otros dos ni los ví, no sabia que pasaba con Gesner, y no sabia que el ya estaba combatiendo en el canal, y entendí que desde cerca de Nahariya, Yaron Amitay demoraría mucho en llegar.

Los equipos militares estaban en pésimas condiciones de mantenimiento. Los cañones y ametralladoras sin calibrar, y no había almacenada ni comida, ni agua, ni los uniformes protectores de fuego. Camiones para que transporten a los tanques rápidamente hasta Sinai tampoco había disponibles pues estaban todos empeñados en la movilización masiva.

La orden era que con lo que había, conformar equipos y que sobre las orugas empecemos a bajar por nuestra cuenta al Sinai. Municiones recibiríamos en el camino. Ni siquiera arma personal teníamos al salir.
Empezó el gran éxodo de las tropas blindadas, dejando el asfalto de las rutas en estado como si hubiera habido una erosión volcánica pues las rutas de asfalto no están preparadas para ser transitadas por semejantes moles de hierro.

La caravana avanzaba muy despacio. Nos parábamos cada vez que del sentido contrario pasaba un jeep o un carro de comando para que nos cuente que pasaba. Eso hacía que la caravana sea mas lenta aún.



Estábamos muy aturdidos por los sucesos, nos costaba comprender que fuimos atacados en Yom Kipur por sorpresa, y que los egipcios habían cruzado el canal de Suez y los Sirios habían tomado el Hermón. Pocos días antes Moshé Dayan, en ese entonces ministro de defensa, había hecho declaraciones al respecto de que ninguno de los dos escenarios podrían suceder. Que ni los sirios, ni los egipcios, tenían capacidad de hacerlo y no se atreverían.

Todavía vivíamos bajo la influencia emocional del éxito de la Guerra de los Seis Días, que afectó nuestra sensibilidad y nos embriagó de tal modo que nuestro juicio y el de nuestros líderes se vio afectado.

Continuará... Gracias... El Reloj
avatar
Marcelo
Vip Member
Vip Member

Ubicación : Argentina
Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Shomer el 11/5/2008, 22:02

Décima Segunda Parte

El Ataque Egipcio III

Al final de primer día, los egipcios podían, con razón, declararse victoriosos en lo que respecta a la primera etapa del cruce del canal, ya que la caída de la noche les permitió comenzar a transferir tanques, artillería y otros equipos pesados a la orilla este. Los planificadores egipcios habían preparado planes detallados, y realizaron innumerables ejercicios para asegurarse el transporte rápido de cada una de las cinco divisiones reforzadas por la brigada de tanques.

Para cruzar de la forma mas rápida y ordenada posible, cada pieza de equipamiento, cada puente, cada unidad cada puesto de comando tenia un estricto plan de desplazamiento con horarios fijos de llegada y partida. Para facilitar el movimiento y hacerlo mas eficiente, el Cuerpo de Ingenieros construyó un sistema muy elaborado de caminos en la orilla oeste, 2'000 kilómetros en total, permitiendo maximizar la protección y velocidad, y minimizar el riego de congestión. Todo este dispositivo había sido ensayado varias veces para optimizarlo y remover los problemas en la ejecución real. La policía militar y los ingenieros trabajaron duramente para mantener el sistema trabajando lo mas eficientemente posible.

Mucho del éxito del cruce recayó en la capacidad del Cuerpo de Ingenieros en construir y mantener operativos los puentes a través del canal. Al principio, la fuerza aérea israelí apuntó hacia los puentes como una manera eficiente de derrotar el cruce, y la moral israelí se incrementaba cada vez que llegaban noticias acerca de la destrucción de un puente; Elazar comentó: ”un día destruimos siete de sus puentes y todos estábamos felices, pero al día siguiente estaban operativos de vuelta".

Moshe Dayan durante un briefing en el frente egipcio


De hecho, la fuerza aérea israelí destruyó cada puente por lo menos dos veces. Los aviones israelíes lanzaban bombas de 1'000 libras, pero cada vez que una sección del puente era destruida, en cuestión de horas era reemplazada y el puente estaba operativo nuevamente.

Los ingenieros egipcios realizaron una tarea notable en mantener los puentes y los ferries operativos. A pesar de que mucho del éxito se debió a los oficiales jóvenes y a los soldados, muchos oficiales superiores realizaron un trabajo excelente, con dedicación y heroísmo personal. Cuando el 3er. Ejercito tenia problemas para abrir brechas en los terraplenes debido a la arcilla, el General Ali, jefe del Cuerpo de Ingenieros que visitaba el sector afectado, se subió a un bote y cruzo el canal para ponerse personalmente al frente de la tarea en la primera linea mientras los israelíes disparaban desde el terraplén. Otro ejemplo fue el general Hamdi, comandante de los ingenieros del 3er. Ejercito, que murió el 7 de octubre mientras ayudaba a solucionar un problema en la construcción de uno de los puentes. Los 15'000 miembros del Cuerpo de Ingenieros jugaron un papel esencial en el éxito del cruce.

A pesar de la sorpresa del comienzo, los lideres políticos y militares de Israel permanecieron confiados en una rápida victoria, y el 6 de Octubre a las 22:00, el gabinete israelí se reunió con Elazar para escuchar su reporte acerca del estado de las operaciones. Dayan, por su parte, permaneció pesimista y recomendó una retirada a una linea secundaria, ubicada a unos 20 kilómetros del canal. Elazar, permanecía optimista y creía en una victoria rápida y rechazaba cualquier retirada, excepto que fuese absolutamente necesaria.

General David Elazar


Washington había llegado a la misma conclusión, y adoptó la postura de ver y esperar confiando en una rápida victoria israelí, victoria que según sus análisis llevaría unos pocos días.

A pesar de que los movimientos diplomáticos vendrían después de la victoria israelí, Washington accedió a enviar a Israel algún equipamiento sofisticado para contribuir al esfuerzo de guerra.

_________________
יפול מצדך אלף ורבבה מימינך אליך לא יגש
avatar
Shomer
Moderador
Moderador

Ubicación : Israel
Israel

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Shomer el 11/5/2008, 22:06

Décima Tercera Parte

El Segundo Dia

El amanecer del 7 de Octubre encontró a los israelíes de cara a 50'000 soldados egipcios y 400 tanques en las cabezas de playa; en promedio cada división egipcia creó una cabeza de playa de 6 a 8 kilómetros de ancho y 3 a 4 kilómetros de profundidad. Los egipcios lograron este éxito sorprendente con bajas mínimas: solo 880 muertos, 30 aeronaves y 60 vehículos destruidos. Un éxito que logra poner a los egipcios en posiciones defensivas atrincheradas ventajosas, aunque resultó una oportunidad que finalmente no lograrían explotar.

Sacar a los egipcios de sus posiciones ahora requeriría a los israelíes el atacar frontalmente posiciones defensivas preparadas y sin el apoyo aéreo adecuado, pues el sistema de defensa aéreo egipcio había logrado bajarle el ritmo a la fuerza aérea israelí sobre el campo de batalla, forzando a Elazar a enviar el grueso de su fuerza aérea hacia el norte para tratar de estabilizar el frente del Golan.

Sin suficiente apoyo aéreo, y sin tener suficiente artillería o infantería, los tanquistas israelíes se encontraban en una posición vulnerable en el Sinai. La doctrina israelí se había vuelto demasiado dependiente del tanque, los israelíes tenían un formidable cuerpo acorazado, con miles de tanques y tripulaciones muy bien adiestradas, pero con pocas piezas de artillería y con una infantería mecanizada que era el eslabón débil de sus operaciones mecanizadas.

Carristas israelíes abordan su Centurión


Mientras los egipcios establecieron killing zones y emboscadas para lidiar con los contraataques israelíes, la fuerza de tanques de las IDF se vieron obligadas a usar tácticas de ataque propias de la caballería napoleónica, muy audaces pero que les llevaron a sufrir perdidas graves. El impacto profundo de los éxitos tácticos iniciales egipcios y sirios comenzaron a notarse lentamente en el segundo día de la guerra.

Para el final de la mañana del 7 de octubre, el General Avraham (Albert) Mendler informó que su división blindada tenia unos 100 tanques en servicio de los 291 que tenia al comenzar la guerra. La mas afectada había sido la brigada de Shmoron en el sur de la linea, a al que solo le quedaba un activo de 23 de los 100 que tenia al comenzar las hostilidades.

A la luz de tales perdidas, el General Shmuel Gonen decidió hacia el mediodía formar una linea defensiva a lo largo del camino “Lateral”, a unos 30 kilómetros del canal, y ordenó a sus comandantes de división redesplegar sus tropas. Algunas unidades pequeñas y muy móviles patrullarían a lo largo del camino “Artillería”, a 10 kilómetros del canal con la misión de informar cualquier movimiento egipcio y retrasar cualquier avance. Ademas, ordenó la evacuación de todos los bunkers, orden que llego demasiado tarde ya que todos se encontraban rodeados por tropas egipcias.

A las 16:00, Elazar fue informado que la fuerza aérea había perdido unas 20 aeronaves en las primeras 27 horas del conflicto, lo que le causó consternación. Dicho numero era impresionante, especialmente considerando que la IDF se encontraba todavía a la defensiva y peleando para estabilizar la situación en ambos frentes. En el Golán, la situación se había convertido en desesperada, ya que los sirios habían diezmado a la Brigada Acorazada Barak, que se redujo de 90 a 15 tanques, dejando el camino a la meseta abierto a un avance sirio.

El General David Elazar de visita a un grupo de carristas


Para suerte de Israel, el alto mando sirio dudó en explotar esta oportunidad de oro, permitiendo a los israelíes, que disponían de una oficialidad mucho mas proactiva, y preparada en el arte de la guerra acorazada, aprovechar cada hueco en las lineas para infiltrar refuerzos y bloquear la ruta, y como era de esperar, el 8 de octubre las IDF ya habían comenzado a empujar a los sirios hacia atrás, por lo que en busca de explotar el revés sirio, la prioridad israelí para asignación de la fuerza aérea pasó a ser el Golán.

Impactados por el ataque sorpresa, estos reveses israelíes en ambos frentes en los primeros dos días cobraron un elevado precio en los soldados israelíes, y aunque los egipcios y sirios habían tenido perdidas mucho mas elevadas, entre los israelíes no había en ello consuelo.

El General Ariel Sharon, al ver a los soldados regresando del frente del Sinai el 7 de octubre expresó: ”vi algo extraño en sus caras, no miedo, sino sorpresa y desilusión. De repente, algo les pasó que nunca les había pasado antes. Estos soldados habían participaron de victorias, algunas no fáciles, logradas a un alto costo, pero victorias al fin, ahora estaban en estado de shock, como podía ser que estos egipcios hallan cruzado el canal en nuestras narices? Como puede ser que ellos avancen y nosotros seamos los que retrocedemos?”. La letalidad y la intensidad de la lucha de 1973 crearía un nuevo tipo de problema hasta ahora desconocido para las IDF: las bajas por stress de combate.

Dogfight entre Mirages israelíes y MiG-21 egipcios


En el comando supremo de las IDF, las tensiones y el stress alcanzaron niveles insospechados. El mas afectado fue sin duda Dayan, el Ministro de Defensa desde junio de 1967. Su confianza fue destruida después de una visita al frente del Sinai efectuada en la mañana del 7 de octubre. En una reunión en el cuartel general a las 14:30, Dayan emitió un reporte lleno de calamidades, haciendo referencias al día del juicio final. Estaba claro que ya se había comenzado a considerar recurrir al uso de armas no convencionales si no se lograba revertir la situación en ambos frentes.

El espectáculo de ver a Moshe Dayan, uno de los exponentes máximos de las cualidades guerreras y de la capacidad militar israelí, sucumbir a las presiones de la guerra fue muy intranquilizador para los lideres militares y políticos presentes. Ni siquiera los relatos de los testigos presenciales pueden ofrecer una explicación a las emociones que los abrazaron al presenciar el colapso de la imagen de un líder tan carismático como Dayan, un icono para toda una generación de guerreros. Otros sin embargo, con cabezas mas frías, prevalecieron y aportaron tranquilidad a una situación ya de por si muy tensa.

A pesar del constante flujo de malas noticias, algunos reportes parecían prometedores. Al mediodía, los Generales Adan y Sharon llegaron al frente con los primeros elementos de sus divisiones acorazadas de reserva. Gonen dividió entonces el frente en tres Comandos Divisionales: Adan con la 162 División Acorazada en el sector norte, Sharon con la 143 en el sector central, y Mandler con la 252 en el sector sur. Con este reacomodamiento las IDF pasaron en teoría del Plan de Guerra “Dovecoat” al plan de Guerra “Rock”. Sin embargo, los eventos en el campo de batalla habrían de convertir en ya obsoletos ambos planes, obligando a reestructurar una nueva estrategia que finalmente darían vuelta los resultados de la guerra a favor de Israel.

Esa tarde, Elazar recibió buenas noticias de Peled, el Jefe de la Fuerza Aérea, que ya había destruido siete puentes y pensaba destruir los restantes antes del anochecer. En realidad las IDF habían destruido o dañado los varios que eran solo señuelos, pero los egipcios reparaban los puentes reales rápidamente.



Ignorante de este hecho, Elazar decidió visitar el Comando Sur para encontrarse en persona con el comandante del teatro y los comandantes de división a fin de preparar el plan para del día siguiente. Viajando con su ayudante, el Coronel Shalev, y con el ex Jefe de Estado Mayor Yitzak Rabin (famoso por su actuación en 1967 y futuro primer ministro de Israel), Elazar llegó al puesto de comando avanzado de Gonen en Gebel Umm Ha'shiba a las 18:45. Allí se reunió con Gonen, Adan y Mandler, pero Sharon llegó tarde y se perdió la reunión por completo.

Gonen presentó un informe de situación para el siguiente día en el que el Comando Sur distribuiría 640 carros de la reserva, 540 de ellos distribuidos entre las 3 principales divisiones, Adan recibiría 200, Sharon otros 180 y Mandler con 150. Por otra parte, los informes de inteligencia hablaban de 400 carros egipcios en la orilla este (cuando en realidad eran ya mas de 800).

Considerando la superioridad numérica, Gonen recomendaba un asalto frontal contra las cabezas de playa a realizar por 2 divisiones y de noche, Adan cruzando al lado oeste del canal a la altura de Qantara y Sharon haciendo lo mismo en Suez City. Adan, que no poseía suficiente artillería e infantería, proponía un curso de acción mas cauto, esperando a completar la movilización de las reservas antes de proceder a un ataque mayor.

Elazar también optó por un curso de acción mas cauto. Sin embargo su plan se apartó de la tradicional postura estratégica israelí de asumir una postura defensiva en un frente, mientras se atacaba masivamente en el otro.

El Golan era en ese momento y claramente el frente mas critico, y por lo tanto exigía un esfuerzo mayor. Pero en vez de adoptar una postura defensiva en el Sinai, Elazar se decidió por un contraataque limitado para la mañana siguiente. Adan atacaría con su división en dirección sur desde el área de Qantara, evitando acercarse a menos de 5 kilómetros del canal para evitar la concentración mayor de fuego egipcia.

Mientras tanto Sharon atacaría en dirección sur, tratando de arrollar al 3er. Ejercito Egipcio, y en forma similar lo haría también Adan. Mandler, mientras tanto quedaría a la defensiva, reorganizándose de las perdidas sufridas en los días anteriores, que había reducido sus fuerzas a la Brigada Shomron y a la infantería de élite que combatía en los pasos de Giddi y Mitla.

Elazar fue tajante en dos puntos: primero, bajo ninguna circunstancia Adan o Sharon tratarían de cruzar el canal sin su aprobación y, segundo, no se intentaría acercase a los bunkers. La conferencia finalizó a las 22:00.

Cuando Elazar ya se dirigía a su helicóptero, llegó Sharon. En vez de expresarle sus ordenes directamente, Elazar le dijo a Sharon que Gonen le daría sus ordenes para el día siguiente y se subió al helicóptero. Sharon, una primadonna con actitudes de cowboy comparables a las del legendario Gral.Patton, rechazó la actitud precavida de Elazar. El recomendaba un ataque frontal, directo y concentrado de ambas divisiones que destruyese la cabeza de puente, una idea que gustaba a Gonen, mas que el plan de su jefe.

A pesar de desear fervientemente intentar cruzar el canal, Gonen tenia sus ordenes, y lo que hizo fue dar aprobación general al plan de Sharon pero sin comprometerse con el. La decisión final la daría el propio campo de batalla.

_________________
יפול מצדך אלף ורבבה מימינך אליך לא יגש
avatar
Shomer
Moderador
Moderador

Ubicación : Israel
Israel

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Corso el 18/5/2008, 16:14

Muy buen Post, gracias por subirlos ok

Un trailer de la pelicula Kippur.



Saludos.
avatar
Corso
Senior Member
Senior Member

Ubicación : Melilla, España
España

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Marcelo el 17/9/2008, 04:58

UNTSO



ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA SUPERVISIÓN DE LA TREGUA ...



Historia de militares argentinos que cumplieron misiones de observadores en el Canal de Suez antes durante y despues de la Guerra del Yom Kipur... (ya sabemos como termino todo)

Los puestos de observación en el canal de Suez

Los observadores argentinos estuvieron presentes en ambas márgenes del canal. Los puestos de observación del lado Oeste llevaban los siguientes nombres, de norte a sur: Charlie, Delta, Echo, Hotel, Foxtrot, Kilo, Lima y Mike. El Cuartel General estaba en Sharia El Taufik, Heliópolis, en El Cairo. El Centro de Control de la ONU estaba ubicado en Ismailía.

Los puestos de observación del lado este del canal, de norte a sur, recibían las siguientes denominaciones: Green, Copper, Violet, Yellovv, Silver, Orange, Pink, Red y Blue.

Se utilizaban vehículos de la ONU. Los observadores que entraban en servicio en el canal, eran trasladados desde El Cairo hasta Ismailía; desde ese punto, Centro de Control, se tomaba conocimiento de la situación imperante en el canal, y luego se los transportaban a los puestos correspondientes.

Características de los puestos de observación

Egipto

En general, ofrecían las mínimas condiciones de comodidad y seguridad. En la carrocería de un viejo camión estaba instalada la cocina; los restantes eran edificios de la ex Compañía de Administración del Canal, que estaban destruidos por la guerra, y restaurados por la ONU para que funcionaran como dormitorios, baños y cocinas.

Tenían una protección de paredes de bolsas de arena, que no ofrecían ninguna garantía ante un ataque de aviación o artillería. El refugio, en los días de calor, se tornaba insoportable.

Las casas linderas a los puestos de observación estaban destruidas, y la proximidad de las trincheras y obras de fortificación egipcias eran caldo de cultivo de ratas, escorpiones, insectos y víboras. Por esta razón, la ONU fumigaba periódicamente los puestos de observación y sus alrededores.

Cada observador llevaba alimentos y bebidas. El agua representaba un serio problema; a la mayoría de los puestos de observación, se los proveía de tan preciado elemento desde Ismailía o Suez.

Israel

En esta zona se utilizaba el "caravan" una casa rodante que servía de alojamiento, instalada en la arena sobre vigas de acero. Poseía comodidades para tres personas (dos observadores y un Oficial de Enlace de las fuerzas israelíes). Separada de esta construcción, se hallaban una ducha y un baño de campaña.

Sobre el canal se ubicaba la Plataforma de Observación.



Existía un refugio cerca del "caravan". Se trataba de una construcción subterránea con vigas de acero, semejantes a las del "caravan". Todas las instalaciones estaban resguardadas por paredes levantadas con bolsas de arena.

Pasados algunos años de la Guerra de los Seis Días, aparte de cumplir con las tareas en el puesto de observación, hubo que controlar el canje de soldados muertos, y conducir a los alumnos universitarios que vivían en territorio dominado por Israel, y estudiaban en El Cairo (1971-1972).

La aviación israelí sobrevolaba el canal a gran altura, casi a diario. Los egipcios lo hacían más espaciadamente y con vuelos rasantes.

Esporádicamente, se escuchaban tiroteos de armas cortas y largas de orilla a orilla, lo mismo que insultos a viva voz o con altavoces.

A fines de 1972, tanto la actividad bélica como las agresiones verbales decrecieron notablemente.

Durante la guerra de Yom Kippur

Hemos dicho que para fines de 1972 se experimentaba una cierta calma.

Los informes de los Tenientes Coroneles Jorge Washington Ortega y Atilio José Stornelli, y la detallada Crónica de la Guerra Árabe Israelí (octubre 1973) del fallecido Teniente Coronel Juan Luis Pasqualini, nos muestran en un preciso y detallado relato, los sucesos de los que fueron participantes.

Las características generales de la zona eran las siguientes:

Al Este del canal, el desierto del Sinaí configura una planicie, que a medida que se avanza en la misma dirección se va gradualmente transformando en una zona montañosa, donde existen dos pasos: el de Mitla y el de El Kentmeva.



Al Oeste del canal, a medida que se avanza hacia El Cairo, se encuentran en el desierto canales de riego que modifican el panorama y posibilitan la existencia de zonas con vegetación.

El 6 de octubre, a las 14 horas, se inició la Guerra de Yom Kippur. Se encontraban de servicio en el canal, tres jefes argentinos: el Mayor Jorge W. Ortega, el Mayor Atilio J. Stornelli (en el puesto Lima el primero y en Echo el segundo), y el Capitán de Corbeta Rómulo Illia que estaba en un puesto del lado israelí.

Cuando se desencadenó el conflicto, el observador argentino que estaba en el puesto Echo fue testigo presencial de un impresionante fuego de artillería y aéreo. De inmediato se resguardó en el refugio, y comunicó por radio a Ismailía, la novedad.

Desde hacía unos días, junto con el observador que estaba en Lima, habían transmitido la existencia de intensos movimientos de tropas detrás del montículo de tierra y arena que se extendía a lo largo del Canal; también habían observado la construcción de terraplenes.

El refugio estaba equipado con los elementos comunes para estos casos: radio, alimentos, instrumentos de iluminación y de seguridad (cascos y chalecos antibalas).

A las pocas horas de comenzadas las operaciones, el puesto estaba completamente destruido, excepto el refugio y el vehículo de Naciones Unidas.

La radio principal y la del refugio quedaron fuera de servicio por los impactos recibidos en sus antenas. Estaban totalmente aislados, sin poder transmitir ni moverse. Entre las 16 y 17 horas, durante una pausa de fuego, los observadores pudieron salir a la superficie y apreciar los deterioros producidos. Los egipcios habían construido un puente al lado del puesto de observación. Poco tiempo pudieron estar fuera del abrigo, porque, de manera muy intensa, se reanudo el fuego en todo el frente. A medianoche, un impacto directo dio en el techo del refugio, que resistió adecuadamente. Un infierno de ruidos y explosiones se escucharon durante toda la noche, hasta el amanecer.

En la mañana del 7 de octubre, cuando la cabeza de puente estuvo consolidada, hubo otra pausa del fuego, lo que les permitió salir otra vez y presenciar el panorama desolador de decenas de cadáveres que flotaban en el canal. A simple vista, pudieron observar un combate de blindados en el Sinaí, a unos cuatro kilómetros del canal.

El día 8 de octubre se les ordenó evacuar el puesto, ante la imposibilidad de aprovisionarlo. Observaron durante todo el día las acciones, especialmente el cruce del canal por el ejército egipcio y el ataque israelí sobre éste. En varias oportunidades, el puente fue destruido y vuelto a construir, quedando decenas de muertos, producto de esas acciones.

El repliegue se hizo atravesando el canal, en medio de un fuerte duelo de artillería.

Personal de las Naciones Unidas llegaron a Ismailía, desde donde fueron evacuados hacia El Cairo, a las 2 del 9 de octubre.

La experiencia del Mayor Jorge W. Ortega fue similar. En el sur, cerca de Suez, observó movimientos de tropas, construcción de montículos de tierra al lado de los canales de riego y traslado de barcazas de carga; se hacían terraplenes, ejercicios constantes de cruce del canal, y maniobras de entrenamiento (los egipcios decían que eran prácticas normales).

Era todo muy sugestivo y la guerra se percibía en el ambiente. El ataque fue simultáneo. Desde una torre israelí, que luego fue volada por morteros, se tiraba a los aviones árabes. Ante la intensidad del fuego, se trasladaron al refugio.

El 23 de octubre, en horas de la noche y sobre la base de la Resolución de las Naciones Unidas, Israel solicitó que Egipto firmara el cese del fuego. Egipto así lo hizo y se impuso una línea al oeste del canal, que los israelíes alcanzaron el 22 de octubre. A partir del 24, comenzaron nuevamente las tareas de las Naciones Unidas en la zona de operaciones. Se adelantaron patrullas para determinar la línea del cese del fuego, lo que resultó una tarea muy difícil, porque los israelíes trataban de asegurar lugares que les permitieran concretar objetivos tales como el aislamiento de todo un ejército egipcio y el control de las rutas principales.

Se admitió una línea que nunca fue definitiva, pues las acciones bélicas que se llevaban a cabo, especialmente durante la noche, la modificaban.

Después se organizaron nuevamente las patrullas de control, compuestas, en este caso, por tres personas: dos observadores de la ONU y un oficial de enlace egipcio. No había puesto de observación, se debía descansar en el jeep, en medio del fuego que era casi constante.

El 24 de octubre, el Mayor Ortega salió en la patrulla N° 14 con el Capitán Saavalsinen (finlandés) y el oficial de enlace egipcio Affifi. Pasaron el canal frente a Ismailía, donde los egipcios seguían combatiendo. Iban en un jeep esquivando muertos. Tomaron contacto con las tropas israelíes el día 25, y determinaron la situación de la línea de combate. El oficial argentino se bajó del jeep y fue al encuentro de un Mayor israelí (soportando una temperatura de 40°), con la intención de tomar un refrigerio. Llamó al oficial egipcio para compartir la comida, la bebida y la charla. Este fue el primer contacto entre un israelita y un egipcio, después de desatada la guerra de 1973.

El horror había transformado el desierto luminoso, sereno, misterioso: cadáveres diseminados por doquier y semienterrados en la arena, ya que el viento descubría a los que ya habían sido enterrados.

Equipos destruidos y desparramados, armamento abandonado, perros que se alimentaban de cadáveres; insectos y enfermedades, y el hedor a muerte que lo penetraba todo.

Los servicios prestados después de la guerra fueron más peligrosos que los vividos durante ella. En su crónica, el Teniente Coronel Juan L. Pasqualini resumió sus experiencias en octubre de 1973, en la ciudad de El Cairo. Nos dice: "... se notaba que estábamos en presencia de una guerra. Profusión de vehículos militares, pequeñas columnas en distintas direcciones de día y de noche. Transportadores de agua, custodia y vigilancia en los puentes, constante vuelo de aviones de transporte militar y de helicópteros. Un gran mundo uniformado, oficiales en auto y a pie, suboficiales y soldados con uniforme de calle o de combate. Prácticas de defensa aérea pasiva, que se traducían en concentraciones previas de civiles con casco y brazalete de identificación, simulacros de incendio y prácticas con autobombas y ambulancias. Una vez iniciadas las operaciones pude ver puestos de observación en lugares críticos, algunos provistos de un arma portátil, alarmas aéreas, oscurecimiento casi total, patrullas policiales. Los medios de difusión iniciaron una campaña de acción psicológica.

La televisión pasaba una profusión de películas de guerra de origen ruso y de exaltación del ser nacional, así como abundantes noticieros con imágenes de guerra. El tránsito de la ciudad y el transitar por los caminos eran caóticos y turbulentos. Diariamente se podía comprobar la profusión de vuelos israelíes a lo largo de la línea del canal, llevando a cabo misiones de exploración aérea. Fue evidente, una vez lanzado el ataque, la intensificación de las medidas de control a lo largo de la ruta "agricultural", tanto que cuando regresábamos de un desafortunado intento de llegar al canal, fuimos detenidos y derivados a un puesto de Comando, del que se nos autorizó a proseguir, luego de contactos especiales con las autoridades del mismo".

El 24 de octubre, el Teniente Coronel Pasqualini se encontraba en el Puesto de Comando de las Naciones Unidas en El Cairo. A las 23 horas, recibió la orden de constituirse en jefe de patrulla al día siguiente, acompañado por un Mayor sueco, y de llegar a Suez por la "ruta del desierto". Poseía el pase para los puestos de Policía Militar y un Teniente egipcio oficiaba de enlace; tenían raciones de combate, agua y un jeep para partir a primera hora. Durante la travesía advirtió mucho movimiento; los soldados que los veían pasar con el vehículo blanco y la bandera de las Naciones Unidas, los saludaban con alegría. Eran evidentes los rastros de duros combates; siguieron el recorrido hasta la noche y descansaron escuchando fuego de armas automáticas y explosiones esporádicas de artillería.

De pronto, se encontraron envueltos en una nube de moscas provenientes de cadáveres. Pidieron palas y soldados para darles sepultura, colocando estacas y unos géneros blancos sobre cada cuerpo. Al respecto, expresó el Teniente Coronel Pasqualini: "Sólo participando en la acción como observadores, sin tener la responsabilidad de ordenar la apertura del fuego, un ataque o un repliegue, llevaremos para siempre la impresión imborrable del gran drama, donde la vida y la muerte juegan su papel paralelo e independiente de los grandes intereses que se enfrentan con violencia".

Después de la guerra de Yom Kippur

El período posterior a la guerra fue complejo y trabajoso. Según el testimonio del Coronel retirado Francisco Cervo, que entre los años 197475 con el grado de Mayor se desempeñó como Observador Militar en el Sinaí debió ocupar puestos de control estratégicos en la zona de separación, realizó inspecciones de despliegue del Ejército Egipcio, verificó si se cumplían los compromisos emanados de la tregua y efectuó investigaciones para dilucidar responsabilidades referentes a las posibles transgresiones.

Fue Jefe de equipo de Observadores Militares, para supervisar la entrega de los yacimientos de petróleo de RassSudar (Sinaí) por parte de Israel a Egipto.

El Teniente General Balza, quien sirvió como observador militar en OGE, dijo: "Se tiene una sensación rara: A veces, uno está en una patrulla móvil en el desierto, y se encuentra con un alambrado de púas como surgido de la nada, con el cartel "Minas". Uno nunca sabe si está entrando o saliendo del campo minado".

Las siguientes reflexiones del hoy General fallecido Alberto Jorge Maffey que participó como Observador Militar, siendo Mayor en el Sinaí son apropiadas para el tema que acabamos de sintetizar: "Surge como conclusión inevitable que para los países directamente afectados, esta guerra tiene muy diferente sentido. Sentido que no es posible comprender a primera vista, como tampoco puede entenderse una partida de ajedrez de una sola mirada, porque cada pieza en cada sector desempeña un papel completamente diferente y particular, con motivaciones, objetivos propios y, sobre todo, con una larga historia de movimientos anteriores que la han llevado a su actual posición".

El General de Brigada argentino Víctor Demetrio Peralta, antiguo observador asignado a UNRSO entre 1980 y 1982, concluye diciendo: "Cuando se efectivizaron esos hechos de la historia política y económica del Oriente Medio (los acuerdos de Camp David), se experimentó una etapa de cierta distensión y hubo esperanzas de una paz duradera. Ahora, con la caída del Muro de Berlín, se presenta un nuevo desafío en la perpetua lucha por la paz, en la que la humanidad debe focalizar todas sus fuerzas físicas y espirituales".
avatar
Marcelo
Vip Member
Vip Member

Ubicación : Argentina
Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Gravedad el 17/9/2008, 07:22

Gracias por la literatura Shomer. Me he pasado un rato leyendo en mi foro favorito. Ahora me voy al saco.
avatar
Gravedad
Vip Member
Vip Member

Ubicación : España
España

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Marcelo el 11/10/2008, 23:25

Zví “Zivka” Greengold, AS de carros israelí



Las mas reconocidas grandes batallas de carros posteriores a la Segunda Guerra Mundial (SGM) siempre tienen un lugar en el mapa y una serie de países contendientes que suelen ser siempre los mismos, por desgracia, el lugar es siempre Oriente Medio y los países, Israel y aquellos que todos os imagináis.



Muchas veces me he preguntado porqué si en la SGM los ases de carros estaban contabilizados, en estas tremendas y masivas batallas entre Israel y sus atacantes, uno no encuentra la suficiente documentación como para poder hacerse una idea de la capacidad de estos hombres y su pericia a bordo de sus monturas de guerra.

Ya sabréis que el término “as” se acuñó en la Primera Guerra Mundial como un término de aviación para distinguir a aquellos pilotos que en sus cacharros de madera y tela encerada, derribaban cinco aviones enemigos. Lo mismo se copió después tanto en la guerra submarina como en la guerra de medios acorazados, e incluso entre los francotiradores.

Suele decirse que Kurks, en 1943, fue la batalla de carros más grande de la historia. La verdad es que podemos caer en el error de imaginar la estepa rusa llena de carros de uno y otro lado ardiendo y pegando pepinazos a diestro y siniestro en toda la longitud del frente pero, esto no fue así, ya que las luchas de los blindados rusos contra los alemanes estuvieron localizadas en sectores puntuales y jamás hubo más de 400 carros enfrentados entre ellos.

Pero la historiografía dice que Kurks es lo que es, y no es el motivo de mi pequeña aportación hablar de una época y una guerra que no nos incumbe. Por lo tanto, dejemos que los carristas de ambos bandos se sigan arreando leches con ganas.

Buscando y buscando en san Internet, al fin pude dar con alguien al quien enseguida cogí aprecio. Un as de carros israelí. Un hombre que además de ser un buen carrista demostró estar hecho de la madera con que están hechos los héroes. Se trata de...

Zví “Zivka” Greengold

Nació en el Kibbutz Lohamei HaGeta'ot, y allí se crió. Su servicio en Tzahal comenzó en 1972 y lo acabó en 1974, con lo que podéis sospechar cuál fue la guerra que le tocó a nuestro protagonista: La del Yom Kippur en 1973.

Era teniente cuando los egipcios y los sirios lanzaron su ataque por sorpresa el 6 de octubre de ese año, justo cuando estaba disfrutando de un permiso en su casa. Al enterarse del ataque, Zvi rápidamente se trasladó hasta un lugar cercano a los altos del Golán y allí entró en la leyenda combatiendo sin parar cerca de treinta horas hasta que llegaron refuerzos y pudo ser evacuado herido y fatigado como estaba.



Por su actuación en esas primeras horas críticas de la guerra, fue condecorado con la Medalla al Valor, siendo una de las ocho personas que la consiguieron por los actos realizados más allá del deber.

Medalla al Valor


Licenciado del Tzahal con el rango de Capitán, fue uno de los fundadores de la compañía de comida vegetariana Tivall y director general de Frutarom, una empresa de productos químicos. Hasta 2008 vivió en una aldea de montaña en Galilea, hasta que fue elegido alcalde de la ciudad israelí de Ofakim.

Pero... ¿Que hizo Greengold para merecer una medalla tan difícil de recibir?

No hay que ser tan impacientes, muchachos... antes de nada vamos a trasladarnos a la plácida casa de Zvi, en donde estaba disfrutando de su permiso preparándose para festejar el Yom Kippur en familia, cuando el estruendo de unos aviones de combate que pasaban por encima de su cabeza le hizo pensar en que estaba pasando algo gordo. Y muy gordo.

Los Altos del Golán habían sido conquistados por Israel en la Guerra de los Seis Días. Las alturas eran un objetivo crucial, estratégico, ya que desde ellas los sirios amenazaban continuamente con su artillería las profundidades del territorio hebreo. Quien dominara los Altos, dominaría una extensión muy importante de la zona.

Ofensiva siria


El 6 de Octubre de 1973 Siria comenzó su ofensiva a las 14:00 horas, con apoyo de aviación y de la artillería. A las 15:00 horas, la infantería y los carros comenzaron a adentrarse en territorio israelí.
En el norte del Golán, un comando sirio capturó la base de vigilancia israelí en la cima del monte Hermón.

Base de Tzahal en la cima del Monte Hermón, el primer objetivo del ataque sirio


El “Valle de las Lágrimas”


Con dos divisiones de infantería y varios cientos de carros de combate suministrados por los soviéticos, la mayoría T-55 pero también T-62, penetran los sirios en el que más tarde se conocería como el “Valle de Las Lágrimas”, cerca de Quneitra, en donde, detrás de una zanja anticarro se encontraban solamente menos de 70 carros israelíes de la 7ª Brigada de carros israelí que naturalmente fueron incapaces de detener el ataque sirio hasta el día 9 de octubre, y solo después de sufrir terribles pérdidas y habiendo aniquilado a cerca de 200 carros enemigos.

Centurión en el valle


Carros sirios detenidos tras las zanjas


En el sur del Golán, Israel contaba con solo unos 40 carros, y pronto son expulsados de sus posiciones, eliminados o superados por la ingente masa de medios blindados sirios, que acompañados de olas de artillería e infantería desbordaron las defensas israelíes.

Aquí fue donde Zvi Greengold ganó su Medalla al Valor.

Vaaale... ¿Pero que demonios hizo Greengold?

Como ya comenté antes, estaba de permiso cuando se dio cuenta de todo el jaleo que se estaba montando. Como estaba a punto de comenzar un curso para comandante de carro a nivel de compañía, aun no estaba adscrito a ninguna unidad.

Se puso su uniforme, se dirigió en autostop hasta una base militar cercana a su kibbutz, y de allí logró ser enviado al cuello de botella que era en ese momento la base israelí de Nafakh, un centro de mando situado en un cruce de caminos.

Cuando llegó, debió de caérsele el alma a los pies, ya que se encontró con multitud de soldados heridos y con nulo o escaso material de combate operativo. Después de echar una mano ayudando a sus camaradas, se fijó en dos carros Centurión que habían sido dañados y que estaban reparando,  y ni corto ni perezoso llamó por radio al cuartel general de la Brigada comunicando que había una “fuerza de carros” operativa y que solicitaba permiso para marchar con ellos a buscar a las fuerzas sirias, cosa a la que el cuartel general accedió de inmediato.



Si el cuartel general se hubiera enterado de que la “fuerza de carros” consistía en solamente dos maltrechos y baqueteados Centurión, probablemente hubiera denegado el permiso a este teniente, y probablemente el resultado de las batallas de los altos del Golán hubiera tenido otro final, pero la vida da muchas y extrañas vueltas, por lo que Zvi “Zvikva” Greengold amañó dos tripulaciones de rejuntados y se dirigió renqueante hacia el combate. Bueno. El no renqueaba. Renqueaban los pobres Centurión. ¡Qué bondad de diseño!.

Centurión israelí, Museo de Carros de Latrum


La luego bautizada “Koaj Zivka” (Fuerza Zivka) que a esa altura solo disponia de unos cuantos carros sobrevivientes de varias unidades, divisó una columna enemiga que avanzaba por la carretera de Nafaj hacia el noroeste. Se trataba de la 51ª Brigada Acorazada siria. y pronto la fuerza de Zvi quedó reducida a la mitad de sus efectivos bajo el fuego intenso de los carros sirios.

Perdió el contacto con la mitad de "sus" carros, pero el teniente no se amilanó, y maniobrando su carro en todas direcciones, haciendo fuego sin pausa en movimiento e incluso marcha atrás, pudo contener el alud blindado que se le venía encima.

Los sirios no se podían creer lo que estaba pasando al ver como sus fuerzas se veían cada vez más mermadas mientras en vano ellos intentaban acertar algún tiro sobre el escurridizo carro israelí que lideraba la defensa, para peor, ya comenzaba a anochecer.

Carro T-55 sirio


Finalmente el Teniente Greengold logra agrupar a la otra mitad de su fuerza que había sido muy tocada pero aun funcionaba. El mismo había perdido la radio y algunas piezas de su Centurión, pero en general, se podía decir que aunque los vehículos estaban para el “desguace”, servían para seguir haciendo pequeñas correrías por la desestabilizada línea del frente.

Ahora tocaba enfrentar los restos del 452° Batallón de la 51ª Brigada Acorazada de carros sirios en la oscuridad y en contínuo movimiento, y los carros de Zví se convirtieron en la pesadilla de los blindados enemigos disparando a todo lo que se movía y haciendo creer a los confundidos sirios que se encontraban frente a fuerzas muy superiores en número, lo que provocó que decidieran abandonar su intento de penetración, dejando atrás a incontables vehículos propios calcinados o gravemente dañados.

Su éxito en el frente incluso causó confusión en el HQ israelí al punto que un jefe de batallón que necesitaba refuerzos, creyendo que Zví contaba de fuerzas muy superiores a las que realmente tenía, le conminó por radio a informarle de cuantas compañías blindadas aun disponía, pero Zví, temeroso de que la frecuencia fuera interceptada por el enemigo, dijo algo así como que ”¡¡Oye, pesado: mi situación no es muy buena y no puedo decirte de cuántos carros dispongo, así que no molestes!!”.

T-62 sirios detruídos en el Golán


Esa misma noche cambió nuevamente de carro a otro Centurión medio operativo cuando el suyo fue alcanzado, y aunque con quemaduras en el cuerpo y restos de metralla, siguió combatiendo.

Finalmente en la madrugada del 7 de Octubre, Greengold por fin recibió la ayuda que tanto había necesitado a los largo de la tarde y la noche anterior. Dieciséis carros de combate que el teniente rápidamente desplegó a lo largo de una línea defensiva que dominada la carretera Tapline, una encrucijada crítica y crucial para la defensa de esa zona de los Altos del Golán.

Carretera Tapline


Los sirios, en shock por la falta de éxitos contundentes a pesar de su abrumadora superioridad numérica, enviaron contra la fuerza de Zví una división completa de carros T-62, pero contra todo pronóstico, moviéndose y disparando a quemarropa, los carros de Zvi fueron capaces de mantener precariamente las posiciones.

En un momento determinado Zivka escuchó que la base en Nafaj estaba siendo atacada por carros sirios. En un impulso muy peculiar, se dirigió hacia allí a toda leche con su carro y otro carro más para evitar la conquista del enclave por la fuerza enemiga, reforzando su defensa, y es que a esas alturas, creemos sinceramente que el teniente ya sufría del complejo de apagafuegos.

Su actuación en Nafaj (o Nafakh) en esas horas, puede resumirse en un comunicado por radio que un oficial israelí emitió al cuartel general al coronar una cresta desde donde se divisaba la base y observar lo que estaba pasando allí gracias a sus prismáticos.

“No se ve a nadie en la base... salvo un solo carro luchando como un león a lo largo de las cercas...”

Y un solo carro porque Zvi fue alcanzado otra vez teniendo que cambiar de montura. En total, nuestro teniente cambió seis veces de carro de combate al resultar dañado cada uno de los suyos.

Finalmente, cuando las unidades blindadas de refuerzo israelíes llegan a Nafaj, Zvi llevaba ya casi 30 horas combatiendo sin parar.

Lo sacaron de su carro lleno de quemaduras, con heridas y la piel negra de los humos de los incendios que habían sufrido los diferentes carros que había mandado. Y es entonces, sólo entonces cuando... el agotamiento lo vence y se nos desmaya!...¡Qué poco aguante, leñe!.

Carro T-62 capturado por los israelíes


CONCLUSIÓN

La actitud agresiva en el combate y la aptitud de mando de Zvi “Zvika” Greengold se hizo patente en esas horas cruciales de la ofensiva siria en el sur de Golán.

Su pequeña fuerza de carros logró detener el avance sirio en la carretera Tapline y en Nafaj, y retardar así el avance las horas suficientes hasta que llegaron los refuerzos propios.

El espíritu de combatividad que demostró ante fuerzas infinitamente superiores es un rasgo que entra dentro de lo heroico, al igual que la mayor parte de sus hombres al aguantar casi sin ayuda los embates de cientos de carros de combate enemigos.

Ya sabéis todos como acaba esta historia. El las siguientes semanas, el Tzahal consiguió expulsar a los sirios de los altos del Golán, adentrándose en su territorio y formalizando allí una línea defensiva.

Durante su larga e interminable lucha de treinta horas, a Zvi se le han acreditado la destrucción de 40 a 60 carros enemigos de los modelos T-55 y T-62, aunque él, en su modestia, dice que fueron menos...¡unos veinte!.

Fueran los que fueran, Greengold se merece un lugar entre los grandes ases de carros del siglo XX.

Por cierto. En la documentación utilizada encontré una referencia a un comandante, Shmuel Ashkarov, que tiene en su cuenta a 30 carros de combate. Probablemente sea el protagonista de otro artículo. Pero dentro de cierto tiempo, ¿de acuerdo?.

Estuve revisando las siguientes fuentes metido en un Centurión que corría a toda pastilla como una liebre, mientras disparaba sin cesar y su comandante gritaba “¡Más, más!”, completamente desaforado.

http://miblog-shomer.blogspot.com/2006/09/la-guerra-de-yom-kippur-tambien.html
http://en.wikipedia.org/wiki/Zvika_Greengold
http://www.badassoftheweek.com/greengold.html
http://www.erichammelbooks.com/books/f_duel-golan.php
http://www.bitsofnews.com/content/view/4780/
http://www.zionism-israel.com/dic/YomKippurWar.htm
http://www.jewishvirtuallibrary.org/jsource/History/73_War.html
http://en.wikipedia.org/wiki/Yom_Kippur_War
http://www.israelidecorations.net/index_e.htm

Hmmm... ahora que lo pienso, no sé si he posteado ésto en el sitio adecuado... si no es así, rogaría al moderador que lo colocara él en el lugar correspondiente...

Un saludo!!
avatar
Marcelo
Vip Member
Vip Member

Ubicación : Argentina
Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Dayan el 12/10/2008, 00:08

Se dice que Israel estuvo a punto de usar un artefacto nuclear si es que convencionalmente no se podía dar vuelta la contienda (como en realidad se hizo gracias al Gral. Ariel Sharon en gran medida).  

Pueden comentar esto?, si es que no se comentó ya en nuestro querido foro.

Saludos
avatar
Dayan
Colaborador
Colaborador

Ubicación : Argentina
Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Pagano el 12/10/2008, 00:37

Se comentó que dado el desconcierto político y estratégico del mando israelí (tanto en lo político como en lo militar) unido al rápido avance, especialmente en el frente egipcio (la suerte quiso que los sirios tuvieran un avance más lento) llevó a que se debatieran medidas extremas.

"Vosotros habéis salvado a Israel" fue el mensaje de Golda Meir a los soldados que estaban en la frontera norte y que pararon el avance blindado sirio que en un principio hizo que se estudiara responder al mismo con un ataque nuclear sobre Siria.

Esa decisión llegó al Kremlim que amenazó con un contraataque nuclear si Israel realizaba uno propio contra sus aliados árabes, a lo que desde Washington se respondió a Rusia en un tomo similar poniendo al planeta entero al borde del abismo.

Afortunadamente la llegada de las reservas israelíes a ambos frentes (y el refuerzo de materiales llegados vía EEUU) facilitó el contraataque israelí, dio vuelta el resultado de los combates a favor de Israel, y forzó la intervención de las potencias (EEUU y URSS) para buscar un armisticio.
avatar
Pagano
Master Member
Master Member

Ubicación : España
España

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Salcedo el 12/10/2008, 22:11

Marcelo, es bonito recordar esas historias. Un cordial shalom
avatar
Salcedo
Master Member
Master Member

Ubicación : España
España

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Marcelo el 12/10/2008, 22:21

Mis Respetos a todos aquellos que estuvieron en el momento que Israel mas los necesitó... idol
avatar
Marcelo
Vip Member
Vip Member

Ubicación : Argentina
Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Manolo el 12/10/2008, 22:44

Como en otras ocasiones, hasta que no se vio claramente que Israel estaba destrozando a los ejércitos que le atacaban (Egipto, Siria, Jordania, Arabia Saudí, Iraq y Líbano), las potencias actuaron de manera torticera, y solamente EEUU autorizó envíos de armas a Israel, mientras que los países europeos, salvo la honrosa excepción de Portugal, no permitieron escalas de los vuelos militares con material para Israel.

Mientras que desde los países árabes y desde la URSS si se hicieron envíos masivos de armamento en ayuda de Egipto y Siria durante toda la guerra.
avatar
Manolo
Vip Member
Vip Member

Ubicación : Ceuta, España
España

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por LaloMo el 14/11/2008, 23:37

Shalom!!!
Pura Vida !!!

Marcelo escribió
Comandos egipcios simulan el cruce del canal rememorando aquel día del año 73

Me pregunto ¿porqué será que los Egipcios conmemoran un día de humillante derrota para ellos? buehhh

avatar
LaloMo
Vip Member
Vip Member

Ubicación : Costa Rica
Costa Rica

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Pagano el 15/11/2008, 00:06

LaloMo escribió:Me pregunto ¿porqué será que los Egipcios conmemoran un día de humillante derrota para ellos?
Estratégicamente para ellos no fue una derrota por los acuerdos que consiguieron en Camp David:
- Recuperan el Sinaí,
- Alianza estratégica con Estados Unidos,
- Tratado de paz con Israel.
avatar
Pagano
Master Member
Master Member

Ubicación : España
España

Volver arriba Ir abajo

Re: La Guerra de Yom Kippur

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.