Navegación


 Artículos en línea


 Volver al foro

Foro Tzahal   

La Segunda Batalla Naval de Latakia - קרב לטקיה השני

Admin | Publicado en 6/10/2018, 21:23 | 882 Vistos

                                       Guerra de Yom Kipur

Link al Foro de discusión sobre el tema


El Segundo Combate de Latakia es el nombre con el que se conoce al tercero de los enfrentamientos navales que tuvieron lugar frente a la costa de Siria entre la HHY (Armada de Israel) y la Armada de Siria, en este caso durante la noche del 10 al 11 de octubre de 1973.




Introducción

Durante la Guerra de Yom Kipur, serví como comandante de la INS Herev de la Clase Sa'ar 3, con el rango de Seren (Capitán), y la Segunda Batalla de Latakia fue justamente el segundo enfrentamiento en el que participamos con la Herev.

Apenas a unos días de iniciada la guerra y ya podíamos decir que habíamos acumulado una gran confianza en nuestras capacidades operativas, tanto en nuestra capacidad para defendernos con éxito frente a los misiles Styx, como en nuestro potencial ofensivo.

Recordemos que la primera noche de la guerra, entre el 6 y el 7 de octubre, la armada de Siria sufrió una aplastante derrota de manos de nuestra escuadra durante la Batalla Naval de Latakia, y apenas un día después, entre el 8 y el 9 de octubre, volvimos a lograr otra victoria durante la Batalla Naval de Baltim–Damietta en contra de la armada egipcia.

Con estos antecedentes, para bien o para mal, nos sentíamos embriagados de confianza y llenos de optimismo, y teníamos la sensación de que podíamos llevar a cabo con confianza cualquier tarea que se nos asignara en contra de las flotas enemigas.

En retrospectiva, puedo decir que en la segunda operación en Latakia tomamos riesgos mayores que en el resto de las batallas en las que he participado, y al final sentí que, aparte de que nuestras tácticas y nuestra tecnología habían sido determinantes en nuestro éxito, la suerte o los milagros también jugaron a nuestro favor, y de ello ya hablaré más tarde.

Tráfico y evaluaciones

Nos hicimos a la mar desde Haifa el 10 de octubre antes del anochecer con una flotilla de 7 barcos. Cinco naves comandadas por Michael Barkai, el ya fogueado oficial que nos había liderado durante la primera operación en Latakia y en los combates sobre la costa egipcia, y que tenia la misión de atacar las bases navales sirias en Latakia y en las cercanías de Al-Bayda.


Flotilla de Michael Barkai:

Seguidas de otras dos embarcaciones Sa'ar 4 destinadas a bombardear los depósitos de combustibles en Banias.

  1. La INS Reshef - אח"י רשף (Sa'ar 4) al mando del Cte. Micha Ram.
  2. La INS Keshet - אח"י קשת (Sa'ar 4) al mando del Cte. David Harpazi.


Mapa de la zona del bombardeo de la costa siria en la noche del 11 al 10 de octubre de 1973


Con la intención de evitar ser rastreados por una nave soviética de inteligencia que se desplazaba en las cercanías de Haifa, la fuerza de Barkai se desplegó en formación de columna manteniendo una distancia de 50 mts. entre barco y barco, y así realizaron un amplio rodeo en absoluto silencio electrónico navegando primeramente hacia el Oeste y luego en un arco hacia el Nornoreste bordeando la Isla de Chipre, para finalmente llegar a los objetivos navegando Norte-Sur desde el propio limite marítimo entre Turquía y Siria, a solo 2 km. de distancia de la costa siria, con la Hetz a la cabeza y la Sufá cerrando la columna.

"El mar estaba muy tranquilo, y a pesar de ser una noche oscura, la costa siria y las montañas al Este eran claramente discernibles. Me senté en la silla en el lado izquierdo del puente del barco mientras observaba esa encantadora imagen del mar llano y la tranquila playa, muy consciente de que en un corto período de tiempo esa apacible atmósfera cambiaría por completo".

La formación de Barkai primero pasó frente a la costa de Al-Bayda, que era el objetivo de la Sufá y la Ga'ash, las ultimas dos naves de la formación, y a partir de ese momento la Herev, la Hetz y la Haifa, iniciamos navegación a máxima velocidad y comenzamos a realizar el semicírculo para rodear la lengua de Latakia manteniendo un total silencio radar.

Tal como esperábamos, ya cerca de las 12:00 AM, frente a la costa sur de la lengua, mientras realizábamos los últimos 10 km.de navegación Este-Oeste expuestos a los radares sirios, comenzamos a recibir un intenso fuego de sus baterías costeras de 130 mm. y realmente de puro milagro no lograron alcanzarnos.

Asalto bajo fuego

Para dificultar al máximo el fuego de artillería, realizamos ese trayecto a unos 36/38 nudos mientras íbamos soltando chaff para confundir a sus radares, pero perturbar sus radares también implicaba perturbar los nuestros, al punto de que ni nosotros mismos distinguíamos en la noche la posición de nuestras propias embarcaciones a pesar de que por experiencia en misiones anteriores manteníamos encendidas las luces de navegación para evitar una colisión mientras realizábamos violentas maniobras evasivas a muy alta velocidad, algo que nos obligábamos a realizar cada vez que detectábamos que las baterías sirias hacían fuego contra nosotros, con el problema agregado de que al encender las luces de navegación les facilitábamos la tarea de localizarnos con algo mas de precisión.

En un momento, mientras navegábamos a una distancia de entre 6 y 8 km del Puerto de Latakia, nuestro radar de navegación distingue tras los rompeolas a las embarcaciones enemigas, y apenas segundos después nuestros sensores nos informaban de que habíamos sido enganchados por varios misiles que se dirigían hacia nosotros.

Nuestros datos de inteligencia sobre los misiles Styx nos indicaban que los mismos tenían un alcance mínimo efectivo de 10 a 12 kilómetros, por lo que según estos datos, los que nos acababan de disparar desde una distancia de entre 5 y 6 km. no deberían ser efectivos a tan corta distancia. 

De cualquier forma desde el puente ya se había ordenado iniciar los procedimientos de defensa antimisiles, y poco después se informa que los Styx que nos llegaban desde nuestro lado de estribor terminaron cayendo al mar bien detrás del paso de nuestros barcos, y a esa altura, a 4 km de los objetivos, tres de nuestros propios misiles Gabriel ya habían sido lanzados en dirección hacia las dos unidades sirias desde donde se nos habían disparado los Styx.

Si bien nuestros misiles Gabriel tenían la desventaja de tener la mitad de alcance de los Styx soviéticos, tenían por otro lado la ventaja de poder ser lanzados desde muy corta distancia a los objetivos, y en la situación táctica en la que nos encontrábamos, esa ventaja fue determinante.

De cualquier forma, aunque nuestros sistemas nos indicaban que nuestros misiles habían hecho blanco en dos embarcaciones, nuestros sensores indicaban que los radares de las embarcaciones impactadas aun seguían emitiendo, por lo que nos quedamos con la duda de si efectivamente nuestros misiles Gabriel habían alcanzado a las Komar sirias o le habíamos pegado a buques civiles.

Mucho tiempo después pudimos confirmar que efectivamente habíamos dañado a una Komar pero también le habíamos dado a un buque civil que estaba ingresando a puerto.


Komar (Project 183R)


Tampoco teníamos tiempo de quedarnos a confirmar los bancos; las baterías de la artillería siria continuaban haciendo fuego contra nosotros y corríamos el riesgo de que su fuerza aérea llegara a la zona en cualquier momento y nos atacara, así que dado que la misión se había cumplido, el alto mando en Haifa decidió que volviéramos a nuestra base.


Resumen de la batalla

- Intentamos sorprender al enemigo con un operación sorpresiva pero resultó que estaban esperándonos y preparados en alerta defensiva intensiva, por lo que desde el principio quedamos bajo un intenso fuego costero.

- La alta velocidad de nuestras Sa'ar y las maniobras en zigzag fueron muy efectivas contra las salvas de la artillería costera guiada por radar.

- Tal cual como sucedió en la Primera Batalla de Latakia, nuestras contramedidas electrónicas habían sido fundamentales para perturbar a los radares enemigos y a los sistemas de guía de los misiles enemigos, y de esa forma evitamos que ninguno de los misiles Styx lograran alcanzarnos.

- Por ultimo, una vez mas todos nuestros barcos regresaron ilesos a Haifa.


_____________________________________________________________________________________________________________

Fuentes:

_____________________________________________________________________________________________________________

Sobre el Autor