Navegación


 Artículos en línea


 Volver al foro

Foro Tzahal   

Misión: Decapitar a Israel - המשימה: לערוף את ישראל

Admin | Publicado en 23/9/2018, 22:26 | 1340 Vistos

                                       Guerra de Yom Kipur

Link al Foro de discusión sobre el tema

El día en que un Tupolev pudo haber cambiado la historia

Articulo basado en el relato de Hadas Levav y Eitam Almadon


Octubre de 1973, Yom Kippur. Dos misiles KSR-2/KS-11, conocidos en el ámbito de la OTAN como AS-5 "Kelt" son lanzados desde un avión Tupolev Tu-16KSR-2 de la Fuerza Aérea de Egipto y se dirigen hacia Tel Aviv. Uno de ellos es interceptado por un caza israelí, y el otro cae al mar. ¿Cómo hubiese sido el desenlace de la guerra si esos misiles hubieran golpeado Tel Aviv?

Era el principio de la tarde del día

Tel Aviv, 6 de octubre de 1973, justo antes de las 2 PM. Es el Yom Kippur, el día mas sagrado del calendario judío; no circulan automóviles y apenas hay gente en la calle, pero a solo varios kilómetros de la costa de Israel se estaba produciendo un escenario dramático sobre el mar.

Las pantallas de radar en Israel mostraban un objetivo grande moviéndose en dirección a la costa de Israel con origen en la zona del lago Bardawil, en el Sinaí. Inmediatamente aviones Nesher y Shahak (Mirage) son enviados a interceptar el objetivo, y el Mayor Eitan Carmi (Z"L), piloto del Escuadrón 101, volando un avión Shahak, avista un AS-5 Kelt de origen soviético, un enorme misil de crucero de cerca de cuatro toneladas.

Mirage III (Shahak) de la Tayeset 101

El AS-15 es un misil de grandes dimensiones modelado a fines de los años 50s en base al diseño del avión de combate MiG-17, tenia una dimensión de casi ocho metros, pesaba unas cuatro toneladas, y transportaba una tonelada de alto explosivo, y unos segundos más tarde, Carmi lo intercepta justo frente a la costa de Tel Aviv.



Pocos minutos después, el portavoz de Tzahal (Las Fuerzas de Defensa de Israel) anuncia en un estoico tono la fatídica noticia: "Alrededor de las 2 PM, fuerzas egipcias y sirias han iniciado un ataque contra el Sinaí y los Altos del Golán. Nuestras fuerzas están trabajando para detener a los atacantes".


El misil con el que se inició una guerra

"Nos lanzamos a interceptar un objetivo que volaba en dirección a Israel", comento el Mayor Carmi (Z"L) tiempo después. "Levantamos la vista, nos encontramos con un punto resplandeciente en lo alto del cielo frente a Tel Aviv, y comenzamos a escalar. Pensamos que quizás seria un MiG-23 que volaba en misión de reconocimiento a gran altitud. Cuando vi que no era hacia el sur el rumbo que llevaba, comencé a volar en su dirección y me acerqué a él. Fue entonces cuando comencé a distinguir la figura de un avión, que no lo era".

En este punto, el Mayor Carmi (Z"L) ya tenia bien claro que no era a un avión de combate al que se enfrentaba sino a un misil de crucero. "Me acerqué y logré impactarlo", continuó Carmi en su relato. "Fue apenas impactarlo e instantáneamente comenzaron a desprenderse grandes pedazos del mismo junto a su ala derecha; afortunadamente, el misil no explotó cerca de mí, sino que se desplomó casi intacto y golpeó el mar en medio de una gran explosión".


Mirage del Mayor Eitan Carmi (Z"L)


Ese había sido el primero de dos misiles "Kelt" lanzados ese día contra Israel, y el primero había caído al mar a causa de un mal funcionamiento técnico.

Pasaron 45 años desde la Guerra del Yom Kipur, y en el correr de ese tiempo se había desarrollado una percepción generalizada de que estos misiles estaban destinados a golpear las instalaciones militares de Camp Rabin, el Cuartel General de Tzahal, para decapitar a su dirigencia militar e interrumpir cualquier intento israelí de reaccionar a la guerra que los árabes habían iniciado en ese momento en forma muy precisa y coordinada, tanto en el frente norte como en el sur.

Sin embargo, la percepción generalizada reciente es que los misiles no fueron lanzados hacia Tel Aviv. "Al igual que otros, yo también pensé que los misiles eran parte de la operación de apertura de la guerra", comenta el Cnel.(Res.) Pesach Melubani, un Investigador de Asuntos Militares Árabes que sirvió durante décadas en el Cuerpo de Inteligencia de Israel. "Sin embargo, cuando revisé extensamente todo el material disponible, me di cuenta de que efectivamente los misiles habían sido lanzados, pero que no era Tel Aviv el objetivo designado a los mismos".


Guerra limitada

El punto principal de Cnel.(Res.) Melubani es que como bien sabemos, los egipcios querían limitar la guerra al Sinai para rápidamente forzar un alto el fuego e iniciar negociaciones, y para ello era vital evitar atacar en lo profundo del territorio de Israel, y "si esos misiles hubieran alcanzado un objetivo en el interior del territorio de Israel, los planes egipcios destinados a limitar la guerra a la zona del Canal de Suez se hubieran derrumbado, pues como represalia Israel hubiera iniciado sus propios ataques en las profundidades de Egipto, tal vez incluso en contra del mismo Cairo".



Sabemos que el Presidente egipcio Anwar Sadat planeó una guerra limitada, y así se lo dijo incluso a sus asesores en estrategia soviéticos en marzo de 1971, a quienes instruyó: "No quiero una gran guerra. Ayúdenme a liberar aunque sea 10 centímetros del lado oriental del Canal de Suez para llamar la atención del mundo y enfocarlos en los problemas del Medio Oriente, un asunto al que tienen abandonado; debemos conseguir que los estadounidenses detengan la guerra y fuercen el inicio de unas conversaciones de paz que nos sean favorables".


Operaciones profundas

El Cnel. Investigador Melubani comenta que la mayoría de las fuentes egipcias ni siquiera hacen referencia al uso de misiles crucero. En cierta entrevista se le preguntó al Presidente Sadat sobre si había considerado como una opción realizar operaciones profundas sobre Israel, a lo que Sadat respondió que se le habían presentado diversas opciones de ese tono durante la guerra, pero que el había respondido al Consejo Popular lo siguiente: "Podríamos haber dado esa orden en el momento en que comenzó la guerra, pero fuimos responsables en el uso de ciertas municiones y así nos mantendremos. Sin embargo, los israelíes deberían recordar lo que una vez les dije: ojo por ojo y diente por diente". 

"Una fuente rusa dedicada al tema de Guerra Aérea durante la Guerra de Octubre del 73 realizó una extensa investigación basada en documentos egipcios y en relatos de sus pilotos, y concluyó que los egipcios no lanzaron esos misiles en contra de ningun blanco en Tel Aviv, ni en contra de ningún otro blanco en el Israel profundo", enfatizó el Cnel. (Res) Melubani. "La fuente concluye que lo que probablemente sucedió es que esos misiles se lanzaron hacia algún objetivo logístico de Tzahal en la costa norte del Sinaí, y que por alguna falla técnica los mismos perdieron su blanco y continuaron volando hacia el norte hasta que el primero cae al mar y el segundo es interceptado".

Hoy en dia, 45 años después, la Fuerza Aérea de Israel continúa preparándose para la interceptación de misiles de crucero, y tiene asignado un escuadrón entrenado para esa tarea en la Base Aérea Uvda, la Tayeset 115 (El 115 "Dragón Volador"), un escuadrón optimizado para la labor de unidad "agresora" equipado con aviones F-16C/D Barak.


115° Escuadrón "Dragón Volador"


La historia suele volver sobre si misma y se repite. La interceptación de los modernos misiles de crucero es una tarea muy compleja y exigente para los miembros de las tripulaciones de cabina. "El enemigo utiliza tanto aviones no tripulados como una amplia variedad de misiles de crucero, y la potencial intercepción de unos u otros no hace ninguna diferencia".

Pero la pregunta es: ¿Qué hubiera sucedido si ese piloto no hubiese logrado interceptar ese misil "perdido"? ¿Que hubiese pasado si ese mismo misil "Kelt" hubiese impactado en Tel Aviv?

Y lo cierto es que "la guerra hubiera sido completamente diferente", estima Melubani. "La Fuerza Aérea Israelí hubiera iniciado operaciones profundas en el interior de Egipto, y en ese caso los rusos probablemente habrían intervenido empujando a los norteamericanos a hacer lo mismo a nuestro favor, y quien puede saber en donde hubiésemos acabado".

"Probablemente en ese caso le hubiésemos hecho a Egipto la misma guerra que le hicimos a Siria, realizando numerosas operaciones profundas contra sus infraestructuras estratégicas, y en ese caso quién sabe si entonces la guerra hubiese llevado a Israel y Egipto a un acuerdo de paz como el que finalmente se consiguió en Camp David".

________________________________________________________________________________________________________________

Fuentes:

________________________________________________________________________________________________________________



Sobre el Autor