Foro Tzahal
Am Israel Jai !!
Crear foro
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» La Shayetet 13. Comandos Navales
Ayer a las 9:52 am por Shomer

» Escuadrones del Heyl Ha'Avir
Mar Nov 14, 2017 5:47 am por Shomer

» El Programa F35 en Israel
Mar Nov 14, 2017 5:43 am por Shomer

» Heyl Ha'Avir - Noticias, Novedades e Imágenes
Mar Nov 14, 2017 5:41 am por Shomer

» Operaciones aéreas
Mar Oct 24, 2017 1:57 pm por Dayan

» Submarinos Clase Dolphin
Mar Oct 24, 2017 8:15 am por Shomer

» FFAA Egípcias
Dom Oct 15, 2017 10:58 am por Shomer

» Conflicto existencial: Tanques o Mantequilla?
Miér Sep 27, 2017 8:03 pm por Dayan

» HH'Yam - Noticias, imágenes y vídeos
Lun Sep 25, 2017 11:35 pm por Shomer

La Shayetet 13. Comandos Navales

Mar Mayo 22, 2007 3:08 pm por Moshe

ALGUIEN TENDRIA INFORMACION SOBRE LA FAMOSA OPERACION DE LOS CDOS NAVALES QUE EFECTUARON EN EL LIBANO EL 8 DE SEPTIEMBRE DE
1997, DONDE FUERON EMBOSCADOS Y MURIERON 11 CDOS MENOS UNO, ENTRE LOS FALLECIDOS FIGURABA EL CDTE.TTE CRNEL. ASAF KOURAKIN, ALGUIEN ME PODRIA EXPLICAR QUE FUERON A HACER AHY Y COMO LOS EMBOSCARON?

Comentarios: 49

Visita la web
Crear foro
Adsence
Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  

Conserva y comparte la dirección de Forum Tzahal - פורום צה''ל en tu sitio de bookmarking social

Conserva y comparte la dirección de Foro Tzahal en tu sitio de bookmarking social

Palabras claves

tanques  tzahal  unidades  


Israel y el fantasma demográfico

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Shomer el Miér Jun 20, 2007 9:54 pm

El fantasma demográfico sobrevuela Medio Oriente (Primera Parte)



Por: Ron Facundo Lerer

Un Israel que no logre desprenderse de alguna forma del "abrazo" demográfico palestino, acabará siendo no democrático o no judío, o bien ni democrático ni judío.

Digámoslo de la forma más clara posible: el Estado de Israel, como hogar nacional del pueblo judío, como estado que se autodefine como judío y democrático, está en peligro de extinción. Es posible que el sionismo, de aquí a menos de veinte años haya fracasado como ideología y como movimiento nacional. Y es muy probable que, de así ser, esto no ocurra ni como consecuencia del terrorismo palestino, ni por el desarrollo y uso de armas de destrucción masiva de Irán. Dramática y paradójicamente es posible que el fin del Estado judío sea propiciado por decisiones erróneas de nosotros mismos, los israelíes. La razón de este posible futuro apocalíptico es la demografía.

La problemática del crecimiento demográfico en Oriente Medio no es nueva en absoluta. Quien quiso enterarse fue absorbiendo los datos durante los años. El tema fue presentado hace ya tiempo por demógrafos y activistas políticos de la izquierda sionista como explicación de la necesidad de abandonar los territorios hace ya más de una década. El autor de estas líneas escribió hace dos años, en diciembre del 2001, sobre la necesidad de una separación unilateral de los palestinos como modo de asegurar un futuro nacional judío en Medio Oriente. El tema ha vuelto a las portadas de los periódicos israelíes últimamente como consecuencia del famoso (y para algunos sorprendente) discurso del primer ministro Sharón -y la entrevista con el vice primer ministro Olmert- sobre la necesidad de separación territorial de los palestinos. Recordemos por ahora que ambos políticos pertenecen al Likud, un partido cuya base ideológica ha sido históricamente la indivisibilidad de la Tierra de Israel. Más tarde volveremos a este tema. Pero ahora hablemos de números.

Apretados, entre el Jordán y el Mediterráneo

Hoy en día viven entre el río Jordán y el Mar Mediterráneo (es decir, en Israel y en los territorios ocupados) casi 6 millones de judíos y poco menos de 5 millones árabes. Según la oficina palestina de estadísticas, viven hoy en Jerusalén Oriental y Cisjordania 2.3 millones de palestinos, y en la Franja de Gaza 1.4 millones. Según estos datos (corroborados por la Oficina Central de Estadísticas israelí) los árabes ciudadanos de Israel son aproximadamente un millón. Ahora bien, según diferentes estimaciones, dentro de 10 a 15 años los árabes serán mayoría entre el Jordán y el Mediterráneo. La principal razón para la creación de una mayoría árabe son las tazas de natalidad: cada año nacen unos 160.000 bebés palestinos frente a unos 90.000 judíos. Las implicaciones políticas de estos datos con respecto al conflicto árabe-israelí son simples y fulminantes. A largo plazo, existen tan sólo tres "soluciones" a este problema:

1. La continuación de un único estado nacional en la zona: Israel convertido en un estado no-democrático que discrimina entre ciudadanos de diferentes etnias.

2. La creación de un único estado binacional entre el Jordán y el Mediterráneo.

3. La existencia de dos estados nacionales: Israel para los judíos, Palestina para los palestinos.

Analicemos estas posibilidades. En el primer caso, es decir uno en el cual Israel se quedara en los territorios manteniendo la actual situación y negara totalmente sus derechos a los habitantes palestinos (como proponía el Consejo de Judea y Samaria, el grupo de presión de los colonos), el estado se convertiría en una entidad anti-democrática, por no decir fascista, donde habitaría una mayoría árabe sin derechos bajo el yugo de una minoría judía. El estado resultante sería nominalmente judío, pero obviamente no democrático. Eventual pero indudablemente llegaría Israel a una situación casi idéntica a la sudafricana, con la final adopción, por presión internacional, de la opción 2: el estado binacional (recordemos que lo que había sido el Estado de Transvaal en Sudáfrica existe hoy sólo en los libros de historia). Un puñado de grupos ultraderechistas propone hace años la perpetuación de una "transferencia" de la población árabe a otros estados árabes. Dada la imposibilidad de realización de esta propuesta (sin siquiera referirme a la inmoralidad de ésta) no creo que haga falta analizar su validez.

La falacia del estado binacional

El segundo caso, el del estado binacional, es el defendido por muchos "activistas de izquierda" en todo el mundo y por una parte de la intelectualidad palestina. La retórica de esta gente dice desear crear, a través de la fórmula binacional, un estado más justo tanto para judíos como para palestinos. Pero esto es una falacia. Los datos demográficos expuestos aquí arriba demuestran que rápidamente los árabes obtendrían una mayoría, y que como consecuencia, rápidamente demandarían "democráticamente" (es decir, por designio de la mayoría) dar al estado un tinte palestino y/o árabe. Sólo un ingenuo puede creer que en la realidad mesoriental donde existen tradiciones tan "democráticas" como la iraní, iraquí o siria, los derechos de la minoría judía serían respetados. El estado binacional es por tanto para todo judío que, aún sin definirse como nacionalista, es conciente de su herencia y su bagaje cultural, un simple y puro suicidio nacional.

El liderazgo palestino (en boca del primer ministro Abú Alá) comprende esta problemática y ha comenzado - sorprendentemente tarde, se ha de destacar - a amenazar que en caso de que Israel no acepte sus posiciones dejarían de bogar por una solución de dos estados nacionales pasando a demandar la solución de un estado único binacional. De manera no sorprendente, esta demanda es apoyada por el híper democrático Irán que curiosamente cree que este es el "único camino democrático para solucionar el conflicto". No cabe duda que "la comunidad internacional" apoyaría la "legítima" reclamación palestina; las masas occidentales nunca comprenderían que eso significaría - ¿les importaría? - la negación del derecho básico a la autodeterminación del pueblo judío, al mejor estilo estalinista (es decir, que como judío me estarían obligando forzadamente a ser parte de un estado al cual no quiero pertenecer, tal como hizo Tito en Yugoslavia o Stalin en la Unión Soviética).

Así pues, la única opción sincera para alguien que desea que las futuras generaciones de israelíes vivan en un estado verdaderamente judío y democrático es la tercera: la existencia de dos estados nacionales, israelí y palestino, que cohabitan uno al lado del otro. Es por tanto ni más ni menos el interés nacional de Israel la creación de una entidad nacional palestina viable en los territorios de Cisjordania y Gaza. Esta necesidad es ampliamente comprendida hoy en día en Israel no sólo en los círculos de la izquierda y centro sionista, sino también en la derecha moderada.

La idea de la separación unilateral reflejada en estas páginas hace dos años proponía llevar a cabo la tercera alternativa, es decir delimitar la frontera del Estado de Israel y por ende la palestina en base a los intereses (de nuevo, en este contexto, sinónimo de demografía) de los israelíes. Obviamente mantenían los defensores de la idea de la separación unilateral que era preferible obtener la creación de un estado palestino por medios bilaterales, es decir negociaciones. Pero en caso de ser esto imposible, se explicaba, no se debía esperar a los palestinos ya que sus intereses son básicamente diferentes.

La izquierda como supervivencia

Pasaron dos años y más de 650 israelíes muertos, pero el liderazgo político del Likud adoptó finalmente una posición muy similar. Durante el mes de diciembre el vice primer ministro y titular de la cartera de Comunicaciones Ehud Olmert, un tradicional "príncipe" de la derecha ideológica, sorprendió a muchos israelíes al declarar que Israel debe retirarse de los territorios para salvarse a sí misma. Fue duramente criticado por miembros de su partido, el Likud, pero menos de un mes más tarde fue Ariel Sharón, primer ministro de Israel, presidente del Likud y padrino de los asentamientos en Cisjordania y Gaza, quien rompió el silencio. En caso de que los palestinos no cumplan con sus obligaciones para con la Hoja de Ruta, explicó el premier, Israel llevará a cabo una separación unilateral que "reduzca al mínimo la fricción entre israelíes y palestinos". Este programa se basaría en la discutida cerca de seguridad y en el "traslado", es decir evacuación, de asentamientos y colonos a territorio israelí soberano.

La cuestión del trazado de la cerca de seguridad es muy controversial y es posible que en los días en los cuales estas líneas son publicadas el tema sea tratado de forma muy antagónica en la Corte Internacional de Justicia de La Haya. El trazado es problemático no sólo desde el punto de vista de Ley Internacional, sino también desde el punto de vista de este artículo, ya que el actual delineamiento incluye demasiados habitantes palestinos dentro del lado israelí. Es más que posible que por la presión internacional por un lado, y por la presión interna por otro, la delineación de la cerca de seguridad sea eventualmente cambiada, acercándose cada vez más a la Línea Verde.

Sin embargo, ninguna posible condena o presión internacional (que podría llegar, según ciertos analistas, hasta una expulsión de Israel de la ONU) ni presión externa podrán detener la convicción de la opinión pública israelí sobre la necesidad de la delimitación de una frontera política (y no sólo de seguridad) y la necesidad de separar entre las poblaciones israelí y palestina. Y es que, paradójicamente, sólo la eventual creación de un Estado palestino puede salvar al Estado de Israel del suicidio demográfico.

Pues todo sionista ha de comprender que los objetivos del sionismo modelo 2004 -sean declarados o implícitos- han cambiado. Hemos de cambiar disquete: la realidad ha cambiado. Ya no se trata sólo de defender a toda costa a Israel frente a los ataques palestinos; o como fue para muchos judíos en todo el mundo, defender de manera axiomática la "necesidad" de los asentamientos judíos en Cisjordania en Gaza. Sionistas, judíos o simpatizantes con la causa del nacionalismo judío democrático han de comprender que el primer y más importante objetivo del Sionismo es la manutención de una mayoría judía en el Estado de Israel, más allá de sus dimensiones geográficas. Por más grande que sea, un Israel que no logre desprenderse de alguna forma del "abrazo" palestino, acabará siendo no democrático o no judío, o bien ni democrático ni judío. No hay otras opciones. No podemos seguir cerrando los ojos ante esta realidad.

_________________


“No dependas de nadie en este mundo, porque hasta tu propia sombra te abandona cuando estás en la oscuridad”
avatar
Shomer
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Shomer el Miér Jun 20, 2007 10:13 pm

El fantasma demográfico sobrevuela Medio Oriente (Segunda Parte)

Queda claro que la desconexión de los palestinos es esencial para mantener el carácter judío del Estado de Israel. Sólo que allí comienza otro desafío demográfico, aún más complejo que el anterior.

En la primera parte de este artículo comentábamos la problemática demográfica de Israel. La pregunta en cuestión era si Israel podría continuar siendo un estado judío y democrático al tiempo que ocupaba los territorios palestinos. La conclusión era obvia: para todo aquel que considera que las características judío y democrático son imprescindibles, no le queda otra opción que elegir la desconexión, la separación de los palestinos, incluso si eso significa construir, en partes urbanizadas, una imponente valla o muro de ocho metros de alto. Si ése es el precio que tanto israelíes como palestinos han de pagar para que no hayan atentados suicidas y que el sueño de dos estados para dos pueblos no desaparezca, que así sea.

El problema es que un espectador perspicaz del conflicto y de la problemática demográfica sabe que nuestros problemas no acaban allí. La separación demográfica de los palestinos de los territorios es sin duda el mayor desafío que tiene el Estado de Israel para el mantenimiento de su carácter judío-liberal. Pero ese es sólo el primero. Otro -tal vez uno mucho más complejo desde muchos puntos de vista- es el desafío de dentro: los árabes israelíes, o como muchos de ellos prefieren llamarse, los palestinos de nacionalidad israelí. En Israel hay hoy en día 1.2 millones de árabes israelíes frente a unos 5 millones de judíos israelíes. Según las proyecciones demográficas de Arnon Sofer, profesor de Geografía y de Estudios Geoestratégicos de la Universidad de Haifa, en el año 2020 habrán en Israel unos 6.3 millones de judíos frente a 2.1 millones de árabes, cuya tasa de natalidad es de las mayores del mundo, entre 3.5- 4% anual.

Sectores allegados a los colonos judíos de Cisjordania y Gaza emplean estos datos justamente para demostrar cómo, según ellos, la retirada de los territorios no solucionará el problema demográfico. Desde su punto de vista, aún quedarán los árabes que a regañadientes aceptan llamar israelíes, que a la larga acabarán siendo mayoría debido a sus tasas de reproducción.

Y es que efectivamente la existencia de una minoría tan grande dentro de un estado nacional como Israel plantea una serie de preguntas importantes, con las que cada uno de nosotros se ha de confrontar. En primer lugar, ¿cuál es la situación de la minoría árabe en Israel, tanto desde el punto de vista legal como social? ¿Cómo puede confrontar -si es que es del todo posible- un estado que se define como democrático pero a la vez como judío la existencia de una minoría tan grande dentro de él? ¿Como puede afectar el futuro de Israel el descuido de la población árabe?

Diferencias formales

Dejémoslo claro: desde el punto de vista estrictamente legal, los árabes de Israel tienen absolutamente los mismos derechos que los judíos del país. Sin embargo, sí existen dos diferencias desde el punto de vista formal. En primer lugar, los ciudadanos judíos tienen una obligación de la cual los árabes carecen: el enrolamiento en el ejército. La razón de esta "concesión" es que se comprende la relación etno-nacional existente entre ellos y los principales oponentes de Israel hoy en día, los palestinos, y por tanto se considera incorrecto obligarles a ser leales a un ejército que lucha día a día contra miembros de su mismo pueblo. Sin embargo, recordemos que son miles los árabes que, a pesar de no estar obligados a hacerlo, eligen enrolarse en el ejército israelí cada año. En Tzahal existen dos regimientos formados exclusivamente por árabes: el regimiento de patrulla beduina y el regimiento de infantería druso. Cada joven árabe que decide enrolarse puede además pedir hacer su servicio en cualquier unidad del ejército. Es así como un gran número de efectivos de la Guardia de Fronteras son de origen árabe. El pasado año acabó el prestigioso curso de pilotos el primer joven druso, y un general del Estado Mayor pertenece también a esta minoría.

La segunda diferencia no está relacionada directamente con los derechos u obligaciones de los ciudadanos árabes o judíos de Israel, sino con la diáspora: el derecho del retorno. Más tarde retornaré a este punto, pero por ahora me basta decir que no se trata de un derecho que los árabes carecen en relación a los judíos, sino que se trata de una decisión estatal sobre la definición de Israel como el estado nacional del pueblo judío.

Pero el verdadero problema entre judíos y árabes israelíes no es legal o formal. El problema real es la distinción presupuestaria por un lado y la discriminación político-cultural por el otro. Desde el punto de vista presupuestario, históricamente Israel ha discriminado a las poblaciones árabes, algunas de las cuales carecen aún de alcantarillado o electricidad. Por otro lado, existe una problemática cultural. Por dar un ejemplo, mientras que el sector judío en Israel está acostumbrado a pedir a las autoridades permisos de construcción, muchos poblados árabes han construido y extendido sus casas durante siglos sin pedir permisos al gobierno, sino construyendo -muchas veces sin emplear ingenieros- en lo que consideran como territorio familiar. Esta diferencia ha producido muchos choques muy cargados políticamente entre las autoridades israelíes y la población árabe-israelí. Jóvenes árabes, sobre todo mujeres, que estudian en árabe en las escuelas, tienen cierta desventaja a la hora de buscar trabajo en el mercado israelí.

Otro tipo de problemática, que es mucho más cruel, pero también lamentablemente mucho más inevitable, es la discriminación producida como consecuencia de los más de cincuenta años de guerra con países árabes. Los ciudadanos israelíes de origen árabe son muchas veces considerados casi axiomáticamente como hostiles, y por tanto, muchas veces son discriminados laboralmente. Este fenómeno fue exacerbado durante los últimos años por un lado, por la radicalización del liderazgo político de los árabes israelíes -quienes repetidas veces han declarado abiertamente su adhesión a grupos terroristas como Hizballah, intentando demostrar que son más radicales que otros líderes- lo que ha llevado a muchos judíos israelíes a desconfiar del sector árabe en general. Por otro lado, el drástico incremento de atentados suicidas en territorio israelí y la cooperación y participación en éstos de árabes israelíes ha infundido de forma lamentable aunque lógica, una profundo miedo en muchos israelíes, que temen compartir, por dar un ejemplo, una silla de autobús con un joven de facciones árabes. El ver en esto racismo (como lo intentan presentar muchos "comentaristas imparciales") es una acusación idiota, que sólo quien no conoce la sangrienta rutina del terrorismo puede lanzar.

Los beneficios mutuos de la integración árabe

Ahora bien, por un lado Israel es un estado basado en premisas democráticas y liberales, y repetidas veces los ciudadanos han declarado su compromiso con ellas. Por otro lado, los israelíes son concientes de su herencia y están convencidos de la necesidad de que Israel siga siendo el estado nacional del pueblo judío, el lugar al cual todo judío puede siempre acudir a buscar cobijo. En tal situación, ¿como se ha de comportar el estado, que se autodefine como judío, para con la minoría árabe?

El interés de Israel es integrar al máximo a la población árabe: sobre todo, aunque no únicamente, desde el punto de vista presupuestario y económico. Muchos comentaristas recuerdan que en sí, la problemática entre árabes e israelíes pertenece más al fenómeno económico norte-sur que al político occidente-oriente: se trata de un conflicto más económico que político. Así pues, sólo una mejora drástica de la calidad de vida en las ciudades y aldeas árabes producirá un descenso de la tasa de natalidad y por ende una mejora de su calidad de vida. La relación mutua entre sendos factores ha sido demostrada en el mundo entero: cuanto más sube el nivel de vida, más baja la tasa de natalidad, y viceversa. Por ende, si los árabes israelíes fueran integrados de lleno en la economía del país y fueran realmente capaces de gozar de sus frutos, esto redituaría en una baja de natalidad, equilibrándola, eventualmente, con la de la población judía. Por otro lado, esto a la vez traería una mejora económica y una mayor capacidad del sector árabe de confrontarse con los retos de una sociedad tecnológica y moderna como la israelí.

Pero, y tal vez lo más importante, los israelíes han de saber cooptar al sector árabe convirtiendo al sector judío en un modelo de imitación, y no en un foco de odio o rivalidad. Un mal ejemplo de esto último fue dado hace no mucho tiempo en un partido de fútbol de la primera liga israelí, entre Beitar-Jerusalem y el equipo árabe de la ciudad de Sajnín. Ante las amenazas existentes que hablaban de un juego cargado políticamente, la policía decidió concienzudamente palpar y revisar los bolsos de los jugadores de ambos equipos. Sólo que al final, y para mucha vergüenza, los únicos revisados fueron los jugadores árabes de Sajnín, entre ellos un miembro de la selección israelí. Sin duda, dichas medidas no contribuyen a la integración.

Pero, tratándose de un país democrático y parlamentario, lo que eventualmente definirá el carácter nacional del estado, será la demografía o, en otras palabras, la mayoría. Israel seguirá siendo el estado judío, y podrá continuar acentuando su carácter nacional, siempre y cuando la mayoría siga siendo judía. ¿Qué puede hacer Israel para remediar este "fantasma demográfico" interno? El estado haría bien en invertir más en infraestructuras y en repoblación en las zonas norte y sur del país, donde hay mayorías árabes, en vez de continuar construyendo rutas en Cisjordania, donde, queda ya claro, no nos quedaremos a largo plazo. Un 65% de la población de Galilea son árabes, mientras que sólo un 35% son judíos. Tanto en el norte como en el sur, la población beduina tiene un tasa del 5% anual de natalidad, lo cual produce una duplicación poblacional cada 10 años, siendo así la mayor del mundo. Por otro lado, en los últimos meses fue propuesta la idea de traspasar, en un futuro acuerdo de paz, zonas densamente pobladas por árabes israelíes cercanas a la Línea Verde (tales como Umm el Fajm o Baka el Garbía) a jurisdicción del estado palestino. Esta iniciativa es tentadora, aunque problemática. Desde el punto de vista demográfico, para Israel sería ideal, pero moralmente sólo sería aceptable tras un referéndum en las zonas afectadas. En él, la propuesta sería rechazada por los locales, pues a pesar del conflicto nacional, la mayoría de los árabes allí se siguen viendo como israelíes y prefieren seguir viviendo como una minoría nacional con derechos en un estado judío democrático, que ser parte de la mayoría en un futuro estado nacional palestino autoritario.

Así pues, está en manos de Israel remediar la cuestión demográfica interna, si es capaz de invertir económica y políticamente en la minoría árabe de Israel. Si el liderazgo político israelí logra cooptar a la población árabe, aportarle los presupuestos necesarios, y si la llama del conflicto con los palestinos de los territorios baja de altura (lo cual posiblemente ocurrirá tras la retirada de Gaza y parte de Cisjordania), es más que posible que los árabes de Israel sean capaces de verse como parte integral de un país que respeta sus derechos culturales, al tiempo que se define como el estado nacional de los judíos.

_________________


“No dependas de nadie en este mundo, porque hasta tu propia sombra te abandona cuando estás en la oscuridad”
avatar
Shomer
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Shomer el Miér Jun 20, 2007 10:13 pm

La posibilidad de ser judío y democrático

Porque es el momento de recordar que todas las acusaciones sobre la imposibilidad de que Israel sea a la vez democrático y judío, son falsas. Israel es el estado de la nación judía: no de la religión judía, sino del pueblo judío, ya que la total mayoría de los israelíes son laicos. Un estado puede ser definido como el hogar nacional de un pueblo y a la vez declarar la igualdad de derechos para todos los ciudadanos. Así por ejemplo, el hecho de que Italia sea definida como el estado nacional de los italianos no conlleva de por sí discriminación hacia la minoría étnica alemana en el sur del Tirol. El ser Alemania el país de los alemanes, Deutschland -a pesar de la existencia de una minoría nacional danesa en el norte del país- no significa, ni mucho menos, que Alemania no sea un país democrático.

Ni siquiera la triste inexistencia de la separación entre estado y religión en Israel es válida para negar la naturaleza democrática del estado. La separación -aunque sin duda positiva e incluso deseable- no es el único modelo existente en el mundo democrático. Gran Bretaña (donde la reina es
oficialmente definida como "la defensora de la fe" de la Iglesia Anglicana), y la mayoría de los países escandinavos carecen de tal separación y no por eso dejan de ser considerados estados democráticos.

El liderazgo árabe-israelí
ha demandado ya durante mucho tiempo la creación de un "estado de todos los ciudadanos", pretendiendo así eliminar el tinte judío de Israel. Esto, además de ser injusto, es improbable. Es injusto porque la eliminación de Israel como un estado nacional judío -y la posterior creación de un estado nacional palestino- producirían la eliminación del derecho a la autodeterminación judía al tiempo que, de manera discriminatoria, les otorgaría a los palestinos lo que se les niega a los judíos. Pero además es improbable.

La supuesta creación de tal entidad binacional no acabaría con los problemas culturales, ni mucho menos. El hecho es que sólo se ha de mirar los casos en los cuales este modelo fue intentado para comprender que no funcionan, a menos que las partes realmente así lo deseen. El ejemplo de Yugoslavia es el más claro, donde las naciones componentes combatieron y se separaron tan pronto como la caída del yugo comunista se los permitió. Incluso en estados democráticos como Bélgica o Canadá, la formula multi-nacional no funciona. Por dar un ejemplo, en Bélgica, que tanto alarde hace de su tradición democrática, los derechos de la minoría valona (francófona) en Flandria no son respetados. Québec es mundialmente conocida por sus constantes intentos de secesión. En mi querida Cataluña, han sido muchos los que se han quejado de la exageración de las leyes sobre el catalán y la discriminación de aquellos ciudadanos cuya lengua materna no es el catalán.

Uno de los mayores reclamos del liderazgo político árabe israelí es el tipo de
relación que mantiene Israel con la diáspora judía, lo que ellos ven como un anacronismo en un estado moderno y democrático, ya que discrimina, según ellos, a la minoría árabe. Lo que ellos ven como una flagrante injusticia en la cuestión del derecho del retorno al cual puede acceder todo judío, es de singular importancia en este contexto.

Pero el hecho es que son muchos los estados europeos -democráticos- que
mantienen tales tipos de relaciones con sus diásporas. La ley alemana, por ejemplo, provee ciudadanía automática a toda persona de origen alemán de la ex- Unión Soviética y Europa Oriental, a pesar de que se trata de poblaciones que han vivido en dichas zonas durante cientos de años y que carecen de todo tipo de relación cívica o geográfica con la republica federal de Alemania. Similares leyes existen en Finlandia, Irlanda, Polonia, Hungría, Bulgaria, Eslovaquia, la República Checa, Eslovenia, Croacia, Rusia, Ucrania, etc. Especialmente similares al caso judío son Grecia y Armenia, que al igual que el pueblo judío tienen una gran diáspora dispersa en el mundo entero. Al igual que la Agencia Judía proporciona ayuda a la diáspora judía en todo el mundo, el estado danés provee subsidios a las instituciones educativas y
culturales de la minoría danesa de Alemania, y Hungría contribuye a acentuar la identidad húngara de la minoría magyar en Rumania.

Conclusión


Son muchos más los ejemplos que se pueden dar para explicar por qué Israel, medida con la vara de otros estados democráticos, puede ser a la vez sin problema un estado nacional y democrático. El estado del pueblo judío está lejos de ser el único país democrático que utiliza los símbolos de la mayoría para representar al conjunto. Y es que eso es parte de la democracia: no una representación de la totalidad de los ciudadanos (eso seria caos, no democracia) sino de la voluntad de la mayoría. Y es que una
vez que, por su propio interés, Israel se haya desconectado de los territorios palestinos, será hora de invertir económica y políticamente en la integración de la minoría árabe israelí, como apuesta de futuro.

Sin embargo, este esfuerzo no ha de confundirse, no puede confundirse, con el justo derecho de los judíos de tener, al igual que tantos otros pueblos, su propio estado nacional.

Saludos!
study

_________________


“No dependas de nadie en este mundo, porque hasta tu propia sombra te abandona cuando estás en la oscuridad”
avatar
Shomer
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Shomer el Mar Jul 10, 2007 9:23 pm

Población judía en el mundo, según datos de la Agencia Judía:



Saludos!

_________________


“No dependas de nadie en este mundo, porque hasta tu propia sombra te abandona cuando estás en la oscuridad”
avatar
Shomer
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Salcedo el Jue Oct 04, 2007 9:43 pm

Leo hoy en la prensa israelí, una noticia, que aunque es conocida no deja de sorprender por la rapidez de su evolución. Se trata, de la progresiva pérdida secular de la población árabe Israelí en aras de su islamización galopante. Circunstancia, que lleva a la población árabe cristina, como medida de autodefensa, a enrolarse, cada vez más en Tzahal y en la policía.

Por fin, la comunidad árabe cristiana, parece que está abriendo los ojos y se da cuenta de donde viene el peligro.

Ya habrá tiempo de que a los grandes problemas, se apliquen grandes soluciones….y no digo ningún dislate, “El Transfer”. Un saludo
avatar
Salcedo
Master Member
Master Member


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Shomer el Vie Oct 05, 2007 11:25 am

salcedo escribió:Ya habrá tiempo de que a los grandes problemas, se apliquen grandes soluciones….y no digo ningún dislate, “El Transfer”. Un saludo

La realidad es que no solo que no habrá transfer, sino que por el contrario, desde el mes pasado los árabes-israelíes están autorizados a comprar tierras del estado para ampliar sus pueblos..

Y por cierto, uno de los puntos que se están negociando con los palestinos es el de otorgarles, a cambio de que olviden sus reclamos para el retorno de los refugiados, el derecho a poder comprar las propiedades que tenían antes del 48... Así están las cosas!

_________________


“No dependas de nadie en este mundo, porque hasta tu propia sombra te abandona cuando estás en la oscuridad”
avatar
Shomer
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Salcedo el Vie Oct 05, 2007 2:32 pm

Así están las cosas!


Pues mal….., si encima se da algún paso en el derecho al retorno, antes de 25 años el estado judío desaparecerá como mayoría. No hace falta estudiar demografía para saberlo.
avatar
Salcedo
Master Member
Master Member


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Gravedad el Vie Oct 05, 2007 2:37 pm

salcedo escribió:Ya habrá tiempo de que a los grandes problemas, se apliquen grandes soluciones….y no digo ningún dislate, “El Transfer”. Un saludo
Me gusta lo de las grandes soluciones. Estoy de acuerdo al 100 por 100. "A buen entendedor pocas palabras".
avatar
Gravedad
Vip Member
Vip Member


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Salcedo el Vie Oct 05, 2007 6:37 pm

Shomer, si Israel no está dispuesta hacer el Transfer. El ilumindo de Irán sí...además os quiere ingresar por la vía rapida a la U.E., y en el pero de los casos Alaska o Canada, digo en el peor de los casos porque os enviaría lo más cerca del polo norte.
avatar
Salcedo
Master Member
Master Member


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Shomer el Vie Oct 05, 2007 6:47 pm

Y cual es tu idea del transfer Salcedo?

_________________


“No dependas de nadie en este mundo, porque hasta tu propia sombra te abandona cuando estás en la oscuridad”
avatar
Shomer
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Salcedo el Vie Oct 05, 2007 9:45 pm

Y cual es tu idea del transfer Salcedo?

Pues te lo voy a decir sin ningún perjuicio, Shomer…mi idea del ”Transfer” es simplemente la de Libermman….pero como eso no es posible, diría : Entrega al futuro estado palestino Umm El Fham, parte del “Triangulo” y Jerusalén oriental. Todo a cambio de los grandes asentamientos de Cisjordania. Después, no permitir la entrada de ningún palestino, ni por agrupación familiar, ni por el denominado “Derecho al retorno” -aquí, como es natural nada del eufemismo ése de adquisición de terrenos abandonados en el 48-. Y por fin, “expulsión de tantos palestinos del estado de Israel, como judíos abandonen los asentamientos de Cisjordania y la meseta de Golán. Ni más ni menos y, lo digo totalmente en serio. Shalom
Posdata.- Históricamente hay precedentes.
avatar
Salcedo
Master Member
Master Member


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Shomer el Vie Oct 05, 2007 9:58 pm

Para bien o para mal, y por más antipatía que me provoquen (especialmente los de Umm el-Fahem), los palestinos del Estado de Israel son ciudadanos israelíes... Como pretendes expulsar a millón y medio de personas, familias, hombres, mujeres, niños, ancianos... Como hacerlo? Con que medios? Con que excusa?

Ni siquiera Liberman habla ya del transfer porque sabe que es imposible! lo que ahora propone es renunciar a las tierras israelíes en donde hayan poblados árabes, pero transfer? por favor!

_________________


“No dependas de nadie en este mundo, porque hasta tu propia sombra te abandona cuando estás en la oscuridad”
avatar
Shomer
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Kinn... el Sáb Oct 06, 2007 10:20 am

salcedo escribió:
Así están las cosas!
Pues mal….., si encima se da algún paso en el derecho al retorno, antes de 25 años el estado judío desaparecerá como mayoría. No hace falta estudiar demografía para saberlo.
Pienso que salcedo tiene razón.

Fríamente, hay que mirarlo así. Que el Estado Isaelí pueda vender tierras a propietarios árabes es una solución justa, desde un punto de vista democrático, pero es un error a largo plazo, lamentablemente es una paradoja.

A) El árabe musulmán, nunca dejará de ser creyente en su fe y el Islam es inamovible en cuanto al derecho sobre el territorio que alguna vez ha dominado, sea por la causa que sea. La radicalización de este elemento social en la sociedad israelí va en aumento, tirarían muchos los bienes adquiridos, la comodidad, el bienestar con tal de que Israel desapareciese y fuese un estado palestino, con mayoría árabe... si por esas cosas de la vida, la población no árabe-musulmana se esfuma, mejor aún. Esto es lo que hay. Los ejemplos de lo que ha sucedido en Bethlehem, lugar de una importancia histórica para los cristianos es un aviso a navegantes. Está perdida por completo ya.

B) Los palestinos, jamás, y es mejor decir JAMÁS! renunciarán al derecho al retorno, podrán posponerlo, podrán firmar acuerdos puntuales que lo posterguen, pero nunca renunciarán.

C) Una cesión de una sola parte de Jerusalem y será una victoria para el mundo árabe, celebrada como tal frente al enemigo israelí que se le verá débil.

D) Ceder los Altos del Golán sería un error estratégico que solo se remediaría en un futuro, si se da otra vez la posibilidad que ya no sería la misma que se tuvo en el 67, de recuperarlo.

E) El transfer no es posible, ni políticamente aceptable. Israel perdería todos los apoyos que tiene. Hay derechos Humanos que Israel respeta -su sociedad- y no van aser tirados por la borda.

G) No será una solución política recogida en negociaciones a dos bandas, la que surja, será la propia lógica la que la imponga en el futuro y será traumática, no sé para cuantos o para quienes además de israelíes y palestinos árabes, pero no dejará de suceder y eso sin hablar del problema de las reservas de agua, que este año han estado rozando peligrosamente el límite.

La presión demográfica juega en contra de Israel y es cuestión de tiempo que se vea en la necesidad de luchar para sobrevivir en el más absoluto sentido del término. Por lo que leo, me cuentan personas que viven en Israel, el futuro es muy incierto. Mi opinión es que la sociedad se agarra a un clavo ardiendo para evitar una guerra total que estoy seguro que llegará un día, en no muchas décadas a lo más.

Òjala los problemas se resolviesen con poner la mejor de las voluntades y una sonrisa siempre, pero no es eso lo que la historia nos ha demostrado hasta ahora.
avatar
Kinn...
Sr Member
Sr Member


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Shomer el Sáb Oct 06, 2007 10:54 am

Kinn... escribió:
salcedo escribió:
Así están las cosas!
Pues mal….., si encima se da algún paso en el derecho al retorno, antes de 25 años el estado judío desaparecerá como mayoría. No hace falta estudiar demografía para saberlo.
Pienso que salcedo tiene razón.

Fríamente, hay que mirarlo así. Que el Estado Isaelí pueda vender tierras a propietarios árabes es una solución justa, desde un punto de vista democrático, pero es un error a largo plazo, lamentablemente es una paradoja.

Estoy de acuerdo, pero no se pueden iniciar negociaciones cuando una de las partes no esta dispuesta a ceder en nada.. Yo creo que el "derecho" a comprar tierras es un precio no tan caro si consideramos que de esa forma se logra que en el acuerdo no figure su reclamo sobre el derecho de retorno..

Por otra parte, dudo mucho que alguien les venda!

_________________


“No dependas de nadie en este mundo, porque hasta tu propia sombra te abandona cuando estás en la oscuridad”
avatar
Shomer
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Kinn... el Sáb Oct 06, 2007 12:11 pm

Shomer escribió:Por otra parte, dudo mucho que alguien les venda!
Pero es que, si no he entendido mal, son tierras de propiedad estatal y no privadas las que se ponen a disposición de los árabes. Esto, desde luego, chocaría de lleno con la idea sionista de adquisición de tierras, durante las primeras décadas del siglo XX, sería lo inverso. scratch
avatar
Kinn...
Sr Member
Sr Member


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Shomer el Sáb Oct 06, 2007 4:35 pm

Yo conozco poco el tema de la política de tierras, pero se que el estado israelí jamas las vende, sino que vende el derecho a usufructuarlas por un x periodo de tiempo, ahora bien, la mayoría de las tierras cultivables ya fueron entregadas a los kibutzim y moshavim (comunidades agrarias) hace desenios, o sea que a medida que las ciudades se van extendiendo, las empresas constructoras, a traves de las municipalidades, se ven obligadas a adquirir las tierras de las periferias que en general pertenecen a comunidades agrícolas, estas comunidades, que tienen los derechos que les otorgó el estado, por ley, no pueden venderlas, así que lo que hacen es llegar a acuerdos de compensación..

Digamos que una comunidad agrícola tiene 1000 hectareas verdes linderas con una ciudad y una empresa x desea construir sobre 50 de ellas para extender dicha ciudad, lo que se hace es otorgar el derecho a edificar sobe las mismas a cambio de que, por ejemplo, la empresa constructora compense a dicha comunidad agrícola mejorando su red vial, sus alcantarillados, tendido eléctrico, construyendo una escuela, etc., de esa forma la comunidad mejora la calidad de vida de su población sin gastar un shekel y la ciudad encuentra soluciones a su necesidades de crecimiento..

Lo mismo sucede con las poblaciones árabes, que hasta ahora no encontraban espacios de crecimiento a causa de que no se autorizaba a ningún concesionario de tierras a pactar arreglos con ellos... Eso es justamente lo que podría cambiar!

Espero haberme explicado..

_________________


“No dependas de nadie en este mundo, porque hasta tu propia sombra te abandona cuando estás en la oscuridad”
avatar
Shomer
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Kinn... el Sáb Oct 06, 2007 6:31 pm

¡Perfectamente explicado, Shomer!

Es un tema muy interesante del que yo desconozco muchos detalles.

Yo sé que las tierras son estatales y que ya fueron adjudicadas a los moshavin y kibutzim, por eso no entendía lo que ahora puede cambiar. Me llamaba la atención porque precisamente como los árabes tienen mejor calidad de vida, abandonan la agricultura y se van a las ciudades, y ahora es cuando entiendo que no pueden desarrollarse lo que quisieran.

Si vives en España, en medio rural, y en zonas donde hay unas extensiones enormes como en las mesetas centrales, te das cuenta de lo que significa ese pulmón inmenso en todos los aspectos, sin embargo Israel es muy pequeño y parece imposible que exista mucho espacio libre, salvo en el Negev, para desarrollarse urbanísticamente. La expansión de los núcleos urbanos es una necesidad y es cuestión de tiempo (puede predecirse en base al crecimiento y al terreno no urbanizado) que se sature totalmente. Como los árabes se multiplican más que los otros israelíes, sus ciudades crecerían más y necesitarían mucho más espacio, que no disponen. Se corre el riesgo de masificar lo que hay creando más zonas de marginación en ellas, lo que es otro peligro por que es terreno abonado para el radicalismo extremista.

Aún hay espacio e Israel puede absorber más población, pero es cierto que su límite está más cercano que el de otros países vecinos, incluido Líbano.
avatar
Kinn...
Sr Member
Sr Member


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Shomer el Sáb Oct 06, 2007 6:59 pm

Los árabes israelíes "consumen" en general mucha menos tierra, pues por tradición, cuando se casan, el hijo varón se trae a su esposa a su casa y construye su vivienda por sobre la de sus padres..

Mientras la estructura aguante, generación tras generación va construyendo "hacia arriba" en el terreno familiar, el problema es que muchos de sus poblados estan ya colapsando..

La única comunidad árabe moderna por su estilo de vida es la árabe cristiana de Haifa, cuyos barrios en nada se diferencian de los barrios judíos, incluso son en general mas lujosos..

_________________


“No dependas de nadie en este mundo, porque hasta tu propia sombra te abandona cuando estás en la oscuridad”
avatar
Shomer
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Antirojo el Miér Oct 10, 2007 4:58 pm

es realmente un fantasma, como hacer entender a los palestinos que una y otra y otra vez llegan a armar pelea en israel que esa tierra no es de ustedes

ahora se supo que la muerte de un niño en el 2001 es una mentira cuando se armo la ultima entifada en septiembre del 2001, hasta cuando joden en la historia israel ¿ cuando a estado en real paz ? nunca cierto ..
avatar
Antirojo
Sr Member
Sr Member


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Shomer el Dom Oct 21, 2007 8:20 am

La hora demográfica judía.. Otro punto de vista!

La disposición a retirarnos de los barrios árabes para garantizar supuestamente la mayoría judía en Jerusalem, constituye un síntoma de debilidad, justo en plena tendencia demográfica judía positiva.

Por Yoram Etinguer* - Ynet

El establishment ve en la retirada de los barrios árabes en Jerusalem un remedio para el problema demográfico, ignorando el buen momento judío de largo plazo: un impresionante aumento del crecimiento vegetativo judío y un descenso más rápido de lo previsto del crecimiento vegetativo árabe entre el Jordán y el Mediterráneo.

El "Equipo norteamericano-israelí para investigaciones demográficas" documenta, por primera vez desde 1948, una igualdad en los índices de fertilidad judío y árabe en Jerusalem: 3,9 niños por mujer en 2006, en comparación con 4,5 niños por mujer árabe en 2004. La fertilidad judía, si se toma Jerusalem y alrededores es aun mayor que la árabe: 4 en los poblados de la Línea Verde (territorio israelí soberano) y 4,7 del otro lado de ella.

En comparación con los religiosos y ultrarreligiosos, que mantienen un índice alto con leve dependencia del nivel de ingresos y educación, los árabes se asimilan rápidamente al nivel de fertilidad judío promedio. Como resultado del descenso del número de nacimientos árabes y el ascenso de la expectativa árabe de vida, la población judía se vuelve más joven en relación cona la árabe.

La fuerza de la fertilidad judía mejora la capacidad de Israel de enfrentarse con los desafíos demográficos, territoriales y políticos hasta 2025 y más allá. La demografía judía es un bien -y no una carga- estratégico, si logramos comprender que la mayoría judía no está amenazada por el crecimiento vegetativo sino por el fenómeno de la migración.

Tal como ocurrió con el anuncio del Plan de Desconexión y la construcción de la Cerca Separadora, el llamado a desconectarnos de los barrios árabes acelera la emigración árabe a Jerusalem y la Línea Verde. Los planes destinados a mejorar la seguridad y la demografía provocaron la migración de 50.000 árabes con documentos israelíes desde Judea y Samaria hacia Jerusalem e Israel dentro de la Línea Verde, además de un numero mucho mayor de inmigrantes ilegales.

Por eso, la condición para el aumento de la mayoría judía es la aceleración de la inmigración judía hacia la ciudad por medio de la mejora sustancial de las infraestructuras de trasporte (aeropuerto internacional, ferrocarriles y autoestradas hacia la ciudad, etc.), industrias tradicionales y de high-tech, telecomunicaciones, electricidad, agua, educación y vivienda, para convertir a Jerusalem en un blanco predilecto para los empresarios, industriales, científicos, investigadores y artistas de todo el mundo.

Ello implica una ampliación significativa de la jurisdicción municipal. La construcción de tales infraestructuras en el oeste y centro de la ciudad es imposible debido a las limitaciones topográficas y geográficas. El giro al oriente -a la zona pobremente poblada- es más adecuado desde el pnto e vista profesional: el Desierto de Judea y Maalé Adumim en el este; el bloque de Tekoa-Nokdim-Mitzpé Shalem en el sudeste; Baal Jatzor, Ofráh y Bet-El en el noreste; Modiín y Kiriat Sefer en el noroeste; Gush Etzion y Beitar Ilit en el sudoeste. Cuanto más lejos están los barrios judíos del centro, más crece el índice de natalidad.

Sólo la expansión geográfica -con ayuda del clímax demográfico judío- posibilitará enfrentar el ascenso en el número de árabes, que son entre 90 y 100 mil habitantes cuyo índice de fertilidad está en franco descenso.

La ampliación generará incluso una ventaja demográfica a largo plazo: gigantescas reservas de terrenos e infraestructuras que son condición para la inmigración judía masiva a Jerusalem y el aumento de la mayoría judía. Sólo la expansión convertirá a Jerusalem, de una ciudad de éxodo, desocupación y decadencia, en una ciudad de absorción de inmigración, empleo y prosperidad.

Por el contrario, una Desconexión en Jerusalem -a pesar de las lecciones dejadas por la Desconexión de Gaza y el programa de separación- condenará a Jerusalem al destino de Sderot y los poblados aledaños a Gaza, y constituirá la amenaza militar y demográfica más mortal para la capital desde 1967.

*Yoram Etinguer es miembro del "Equipo estadounidense-israelí para investigaciones demográficas".

_________________


“No dependas de nadie en este mundo, porque hasta tu propia sombra te abandona cuando estás en la oscuridad”
avatar
Shomer
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Kinn... el Dom Oct 21, 2007 12:27 pm

Yoram Etinguer escribió:Por el contrario, una Desconexión en Jerusalem -a pesar de las lecciones dejadas por la Desconexión de Gaza y el programa de separación- condenará a Jerusalem al destino de Sderot y los poblados aledaños a Gaza, y constituirá la amenaza militar y demográfica más mortal para la capital desde 1967.
¡Y tiene razón!
avatar
Kinn...
Sr Member
Sr Member


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Iblis el Dom Oct 21, 2007 1:47 pm

.. escribió:
Yoram Etinguer escribió:Por el contrario, una Desconexión en Jerusalem -a pesar de las lecciones dejadas por la Desconexión de Gaza y el programa de separación- condenará a Jerusalem al destino de Sderot y los poblados aledaños a Gaza, y constituirá la amenaza militar y demográfica más mortal para la capital desde 1967.

Para comenzar esto se daria en el marco de un Tratado de Paz completa con los palestinos, y de seguro seria el ultimo de los pasos en este sentido. Una vez firmada la Paz , ya no se podra llamarse " desconexion " sino repliegue a las fronteras tratadas y reconocidas internacionalmente.
Con un Tratado de Paz , ya no habra " amenaza militar ".
Mas bien ahora, sin Tratado existe esta amenaza militar.
El problema demografico es muy serio. Y si no..mirad en el espejo libanes.

Salam

Iblis
Sr Member
Sr Member


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Shomer el Dom Oct 21, 2007 2:07 pm

Kinn... escribió:
Yoram Etinguer escribió:Por el contrario, una Desconexión en Jerusalem -a pesar de las lecciones dejadas por la Desconexión de Gaza y el programa de separación- condenará a Jerusalem al destino de Sderot y los poblados aledaños a Gaza, y constituirá la amenaza militar y demográfica más mortal para la capital desde 1967.
¡Y tiene razón!

Amenaza militar si, pero demografica NO estoy de acuerdo! .. De cualquier forma, una vez establecido el estado palestino Israel tendria la legitimidad para darle el "tratamiento adecuado" a cualquier amenaza palestina..

_________________


“No dependas de nadie en este mundo, porque hasta tu propia sombra te abandona cuando estás en la oscuridad”
avatar
Shomer
Moderador
Moderador


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Iblis el Dom Oct 21, 2007 2:12 pm

Hm..¿ Coincidiendo con Iblis ? Interesante...aqui al parecer los goyim ( gentiles ) son mas sionistas que los judios. Ja ja .

Salam

Iblis
Sr Member
Sr Member


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Kinn... el Dom Oct 21, 2007 6:30 pm

Shomer escribió:Amenaza militar si, pero demografica NO estoy de acuerdo! .. De cualquier forma, una vez establecido el estado palestino Israel tendria la legitimidad para darle el "tratamiento adecuado" a cualquier amenaza palestina..
Puede que no sea una amenaza demográfica, pero para no entrar en si son galgos o podencos... es una amenaza en todo caso y con eso ya es suficiente.

¿El tratamiento adecuado? ¿el mismo que se le está dando al lanzamiento de cohetes caseros en el área de Sderot?

Yo no me ando con florituras, Israel nunca ha necesitado de legimitidad para defenderse, cuando lo ha considerado necesario ha respondido, con razón o sin ella y por eso ahora sigue existiendo, afortunadamente para los judíos, para los israelíes y para el mundo, aunque a los neonazis, a los ultraizquierdistas, a los árabes y a los musulmanes les joda.

Saludos.

avatar
Kinn...
Sr Member
Sr Member


Volver arriba Ir abajo

Re: Israel y el fantasma demográfico

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.